Medicina preventiva

Los beneficios del masaje ayurvédico para las personas mayores

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Viernes 2 de agosto de 2019

4 minutos

Además de ser un disfrute para los sentidos, ayuda a equilibrar de forma sistémica nuestro organismo

Los beneficios del masaje ayurvédico para mayores

El masaje ayurvédico es una de las herramientas con las que se trabaja en Ayurveda (cuya traducción literal es Conocimiento de la Vida), es decir, la Medicina Tradicional India.

Denominado Snehana en sánscrito, este tipo de masaje es un conjunto de técnicas de oleación externa y manipulación que se utilizan como tratamiento específico para algún desequilibrio o como parte de los hábitos saludables que se deben incorporar en la rutina diaria.

Tal y como comenta la Dra. Prachiti Kinikar en su libro Ayurveda Esencial, ya hay referencias sobre las bondades del masaje y la oleación sobre la salud en textos de la antigüedad como el Rig Veda (entre 1700 y 1100 a.C.), también en el Mahabharata (siglo III a.C.) y el Ramayana (siglo III a.C.), e incluso en el Kamasutra de Vatsiaiana (entre 240 y 550 d.C.).

Masaje ayurvédico como rutina diaria y estacional

“El Ayurveda nos expone una serie de hábitos saludables que debemos incorporar en nuestro día a día para mantenernos con salud y prevenir la enfermedad. Se le llama dina-charya y se compone de las prácticas que debemos realizar desde que nos levantamos hasta que nos acostamos”, explica Pilar Redondo, posgraduada en Ayurveda del Centro Mushin, que añade: “Entre otras cosas, por ejemplo, nos recomienda las mejores horas de despertarse y de acostarse, así como la higiene que debemos llevar nada más ponernos en pie, el tipo de ejercicio físico que nos conviene según nuestra constitución ayurvédica, el tipo de oleación más adecuada, etc.”.

Dentro de las rutinas diarias relacionadas con snehana, esta especialista señala las siguientes, todas ellas recomendadas para personas mayores:

  • Los enjuagues bucales (gandusa o kavala), en los que mantenemos normalmente aceite en la cavidad bucal durante un tiempo. Es una técnica que nos ayuda a fortalecer los dientes, la articulación temporomandibular y la voz.
  • Instilación nasal (nasya), que consiste en aplicar unas gotas en cada fosa nasal de aceite de sésamo o ghee (mantequilla clarificada de leche de vaca). Nos ayuda a prevenir enfermedades relacionadas con la nariz, los ojos y los oídos, así como aquellas relacionadas con la mente.
  • Oleado (abhyanga), se trata de aplicar aceite por todo el cuerpo para hidratar, nutrir, fortalecer y relajar. Asimismo, es un tratamiento de “rasayana” o rejuvenecimiento. Se suele recomendar aplicar el aceite con un masaje antes de la ducha diaria y después de haber realizado actividad física.
  • Podemos combinar este tipo de oleación con un masaje con polvos secos o Udvartana que nos ayudará a reducir el tejido graso, mejorar la salud de la piel pues tiene una acción exfoliante, e incrementar la fuerza. Se realiza después de la ducha y se puede utilizar polvo de sustancias como harina de garbanzo o sándalo.

Estas son técnicas que todo el mundo puede realizar en su casa, pero ¿qué te vas a encontrar en un centro especializado en Ayurveda?

Masaje de ayurveda

Masaje ayurvédico: placer para los sentidos

En un centro de estas características encontrarás una serie de técnicas que, según la propia Redondo, “suponen un disfrute para los sentidos y además nos estarán ayudando a equilibrar de forma sistémica nuestro organismo”.

En este sentido, las técnicas más conocidas son Abhyanga, Shiroabhyanga, Udvartana, Pindasveda, Kayaseka y masaje facial, y esta especialista las explica para 65ymás:

  • Masaje abhyanga. Como se ha comentado anteriormente es un tratamiento que consiste en aplicar aceite por todo el cuerpo y realizar diferentes técnicas manuales que ayuden a penetrar el aceite elegido.
  • Udvartana. No está dentro de la categoría de snehana, ya que se le denomina el masaje seco, pero es otro ritual de belleza, relax y salud del Ayurveda. Un tratamiento muy indicado para eliminar la celulitis y la obesidad, dar fuerza al tejido muscular y combatir la piel grasa.
  • Pindasveda. Es una técnica en la que se fomenta y olea el cuerpo a través de fricciones con saquitos rellenos de diversas sustancias. Suele ser muy beneficioso cuando hay dolor, inflamación y rigidez o cuando está afectado el sistema nervioso motor.
  • Kayaseka. Aplicación de aceite con un fluido continuo por todo el cuerpo salvo la cabeza. Muy indicado para enfermedades neurológicas.
  • Shiroabhyanga. En este caso es una aplicación de aceite con un flujo continuo pero ahora en la cabeza. Una técnica recomendada para problemas neurológicos, alopecia, sequedad y prurito en el cuero cabelludo, insomnio, hipertensión.
  • Masaje facial. Se suele complementar la técnica de oleación y fomentación en el rostro con la aplicación de aceite en la nariz o nasya.
Ayurveda

Para todos estos masajes se tiene en cuenta la constitución de la persona para elegir el tipo de aceite y la frecuencia que más se adapte a ella. Asimismo, hay que tener en cuenta que el masaje ayurvédico no se debería entender como un masaje más. Una persona puede darse uno y disfrutarlo, pero desde el punto de vista del ayurveda forma parte de una rutina. De hecho, “las principales indicaciones del tratamiento a través de snehana u oleación son todas aquellas enfermedades relacionadas con la agravación de vata dosha (uno de los tres “humores” que tenemos en nuestro organismo), problemas oftalmológicos, dermatológicos, debilidad, pérdida de peso, para niños y ancianos, personas con problema de alcoholismo…”, explica Redondo.

Sin embargo, existen ciertas contraindicaciones. “Por ello, siempre se recomienda seguir un programa de tratamiento con un profesional certificado que pueda realizar un estudio minucioso de la constitución y el estado actual del paciente y en base a ello pueda crear un programa específico para cada persona”, concluye.

0

No hay comentarios ¿Te animas?