Medicina preventiva

Los peligros del sol para los ojos de las personas mayores

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Martes 9 de julio de 2019

2 minutos

Importante proteger la vista en los días nublados, ya que esos rayos ultravioletas penetran también

Los peligros del sol para los ojos de las personas mayores

El sol es beneficioso, sí. Pero en su justa medida y con la protección adecuada. Una barrera protectora que no solo debemos poner en nuestra piel sino que nuestros ojos deben cuidarse de los peligros de esos rayos solares ya que son extremadamente sensibles. Sobre todo, en el caso de las personas mayores o que ya tengan asociadas algunas patologías en la vista de forma previa. Por ejemplo, si han sido operados recientemente de cataratas

Buenos hábitos ante los peligros del sol en los ojos

Esos rayos ultravioletas pueden llegar a ser muy nocivos si los tomamos en exceso. Así, nuestra vista se puede ver perjudicada por un exceso de sol que provoque daños en la retina, como degeneración macular; la córnea con la queratitis; o con la aparición de la conjuntivitis.  

Los peligros del sol para los ojos de las personas mayores

Así, es primordial proteger nuestra vista cuando llega el verano, sobre todo en el caso de las personas mayores y los niños. En realidad, durante todo el año debemos seguir hábitos saludables para cuidar nuestra salud ocular, pero con más razón cuando el sol pega con tanta fuerza. 

  • Imprescindibles una gafas de sol de calidad que protejan de la radiaciones solares. Gracias a esos filtros protectores de los cristales de esas gafas, lograremos, además, reducir la fatiga y mejorar la percepción visual; importante para las personas mayores. Si, además, nuestros ojos son más sensibles a la luz del sol, lo mejor es elegir lentes más oscuras.
  • Empleo de lentes de contacto que ayuden a bloquear los rayos UV. 
  • No está de más duplicar esa protección con gorras o sombreros que nos permitirán proteger todo nuestro rostro de los efectos dañinos de un abuso de sol.
  • Las horas más perjudiciales en el caso de la vista son el amanecer y el atardecer ya que al estar más bajo el sol, este incide de forma más directa sobre nuestros ojos. 
  • Esta protección es extensible a los días nublados. Los peligros del sol no solo se manifiestan en días claros, sino que el sol es igual de dañino incluso aunque haya nubes; las radiaciones ultravioletas nos llegan igual. 
  • Lo que comes también puede ayudar a cuidar tus ojos. Así, en tu menú veraniego no pueden faltan los alimentos como naranjas, guisantes, mandarinas, melocotones, espinacas o brócoli que tienen un alto contenido en luteína, la vitamina de los ojos
0

No hay comentarios ¿Te animas?