Medicina preventiva

La importancia de cuidar la salud dental en los pacientes mayores diabéticos

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 3 de febrero de 2020

3 minutos

Además de una higiene necesaria, es el mejor momento para olvidarse para siempre del tabaco

Salud dental en los pacientes mayores diabéticos

Una higiene bucal óptima es clave para cualquier persona, pero aún más cuando se trata de un paciente diabético de edad avanzada. Si es tu caso y cuidas tus dientes y tu boca, no tendrás complicaciones a largo plazo relacionadas con dicha patología. Una enfermedad que hace que el sistema inmunológico se resienta, de ahí que haya un mayor riesgo de sufrir una afección periodontal.

Principales problemas si eres diabético

Por si fuera poco, al ser diabético eres más susceptible a desarrollar diversas infecciones bacterianas en esta parte del cuerpo. Y es que, como hemos indicado anteriormente, tienes menos recursos y capacidades para poder hacer frente a los gérmenes que atacan tus encías y que pueden descompensar los niveles de glucosa en la sangre.

Por otro lado, cuando eres diabético existe un mayor riesgo de desarrollar caries. La boca contiene distintos tipos de bacterias que se producen de forma natural y que interactúan con los alimentos. Sin embargo, cuando los azúcares y almidones de estos ingredientes se acumulan en los dientes se produce lo que se denomina placa. Una especie de sustancia pegajosa que, con el tiempo, afecta tanto al esmalte de las piezas dentales como al interior de las mismas. Como consecuencia, esto deriva en una caries.

Además, el cepillado débil y poco frecuente también se traduce en una gingivitis, provocada por la placa que se acumula debajo de la línea de las encías y que se conoce comúnmente como sarro. Si no se pone remedio cuanto antes, esa fibra mucosa de la boca comenzará a hincharse y sangrará con facilidad.

Por lo tanto, la limpieza y la higiene dental deben ser más escrupulosas si eres una persona mayor diabética, para prevenir y evitar todas estas afecciones y molestias bucales.

La importancia de cuidar la salud dental en los pacientes mayores diabéticos: consejos básicos

Cuidar tu boca es cuidar tu salud si eres diabético

A la hora de seguir una guía adecuada del cuidado dental, si eres una persona diabética, la limpieza es esencial. Así pues, estas son algunas de las rutinas básicas que debes seguir. En primer lugar, es primordial que controles tu nivel de azúcar y sigas las recomendaciones del médico para que dichos valores se mantengan saludables.

Junto a la revisión periódica de la enfermedad, no puedes olvidar cepillarte los dientes cada día. Y qué menos que hacerlo un par de veces como mínimo, por la mañana y por la noche, preferiblemente. Sin embargo, lo mejor es repetirlo después de cada comida. Solo de esta manera la boca estará más protegida. En cualquier caso, es importante que uses un cepillo de cerdas suaves y evites apretar demasiado, ya que podrías dañar tus encías.

Junto con esta tarea manual, también es bueno usar hilo dental para acabar con los restos de comida más molestos que se quedan incrustados entre los dientes. Zonas a las que en ocasiones no se llega con un simple cepillado. Y si tienes dentadura postiza, haz lo mismo, pues debe estar siempre limpia. 

Además, ya que estás frente al espejo del cuarto del baño, mira cómo tienes las encías, si te duelen, sangran o están inflamadas.

Por último, en casa es aconsejable que bebas mucha agua y tomes aquellos alimentos que te ayuden a evitar la boca seca, otra de las consecuencias de la diabetes, como pueden ser los yogures.

La importancia de cuidar la salud dental en los pacientes mayores diabéticos: consejos básicos

La visita al dentista no puede faltar

En un plano más profesional, la higiene de los dientes se debe acompañar de las pertinentes revisiones con el dentista. Al menos debes ir un par de veces al año si todo marcha como debe y no tienes ninguna patología dental reseñable. Además de aprovechar ese momento para llevar a cabo una limpieza, se pueden realizar radiografías, si fuese necesario, para comprobar el estado de la dentadura. 

También es bueno recordar al especialista que eres diabético, ya que él mismo puede ser de gran ayuda a la hora de controlar y llevar una mejor calidad de vida con la enfermedad. Una de las pautas de apoyo que te recordará es olvidarse del tabaco, ya que puede aumentar el riesgo de complicaciones en tu caso.

Igual no lo sabías, pero los cigarros provocan un efecto vasoconstrictor en las encías que dificulta el acceso del riego sanguíneo y, por tanto, el aporte de oxígeno y nutrientes necesarios para la boca. ¿La consecuencia más grave en este sentido? La aparición de una periodontitis, como recuerdan desde la clínica dental Araújo (@AraujoDental). Además, la boca de los fumadores suele responder de forma menos favorable, como explican estos expertos, cuando se presentan infecciones dentales, ya que la capacidad inmunitaria se encuentra mermada. 

Por todo ello, es clave controlar no solo la evolución de la diabetes, sino seguir todos estos hábitos saludables para tu boca. Serán las mejores decisiones que tomes a la hora de garantizar el cuidado de esta parte del cuerpo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?