Preguntas

De qué manera afecta la ecoansiedad a los mayores y cómo detectarla

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Martes 8 de octubre de 2019

2 minutos

Es un nuevo fenómeno que ha surgido debido a la creciente preocupación por el cambio climático

De qué manera afecta la ecoansiedad en los mayores y cómo detectarla

Las noticias sobre el cambio climático nos invaden casi todos los días. Las alertas sobre esta situación, que es ya una realidad -de hecho la mayoría de los científicos así lo aseveran-, no dejan de escucharse. Ya se sabe que la temperatura media de la Tierra ha aumentado un grado desde que comenzaron a realizarse los registros. Las informaciones sobre catástrofes metereológicas se suceden cada cierto tiempo, los expertos avisan de que si no se toman medidas estas serán cada vez más habituales así como las estaciones más calurosas. Todo este maremágnum de informaciones es lo que ha generado un nuevo fenómeno que experimentan algunas personas: la ecoansiedad.

Cataclismo ambiental

La Asociación Estadounidense de Psicología ya la ha catalogado como un tipo de trastorno de la ansiedad. La considera como un miedo crónico hacia un posible cataclismo ambiental. Estas personas comienza a sentir un estrés desmedido ante lo que el cambio climático está provocando en nuestro entorno y empiezan a preocuparse por su futuro y las generaciones venideras.

Es un fenómeno muy reciente que aunque suelen experimentarlo con más frecuencia los jóvenes, puede darse a cualquier edad, incluidas las personas mayores. Para identificarlo debes ser consciente de si tu preocupación por la situación medioambiental te está generando temores extremos que además perduran.

Además, tienes que analizar la frecuencia e intensidad de esta circunstancia y si te genera momentos de fatiga y debilidad habituales así como dificultades para desarrollar las actividades diarias.  Esto puede ser nocivo en los mayores que pueden tender a aislarse más y a sumergirse en la soledad.

La ciudad española más comprometida con el cambio climático

Síntomas y otros problemas

Síntomas como un miedo exagerado, falta de aire, taquicardia, insomnio, nauseas, temblores y mareos son comunes en este tipo de ansiedad centrada en la ecología. Puede ocurrir que si este no se trata derive en otros problemas de salud como depresión o incluso en la posibilidad de caer en el consumo de sustancias que generen dependencia. Las relaciones sociales se pueden además ver alteradas igualmente.

Ante la ecoansiedad lo mejor que podemos hacer según los expertos es tratar de mantener una actitud positiva. Es posible realizar gran variedad de acciones, desde cuidar el reciclaje, tener más cuidado con lo que comemos y participar como voluntario en organizaciones no gubernamentales que estén centradas en acciones ecológicas. No obstante, si vemos que no es posible controlar los síntomas y necesitamos tratamiento deberemos acudir a un psicólogo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?