Preguntas

Por qué se produce la esclerodermia y cuáles son sus síntomas

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 19 de agosto de 2019

1 minuto

Este trastorno afecta principalmente a la piel y se produce por una acumulación de colágeno

Por qué se produce la esclerodermia y cuáles son sus síntomas

La esclerodermia es un trastorno autoinmune que implica la acumulación de tejido parecido al de las cicatrices, de tal modo que se produce un endurecimiento de la piel y de los tejidos conjuntivos (los que permiten unir entre sí el resto de los tejidos del organismo). Puede afectar solo a la piel o dañar otras estructuras como vasos sanguíneos, órganos internos y tubo digestivo. Es, además, más frecuente en mujeres de 30 a 50 años.

Piel dura y tensa

Cuando afecta a la piel, esta enfermedad es muy característica pues lo que se aprecia es una serie de áreas que presentan una epidermis dura y tensa. Su forma puede ser ovalada, lineal o extenderse por varias partes del cuerpo, generalmente por el tronco y las extremidades. A veces, ese efecto tensor impide que la zona afectada pueda moverse con normalidad.

Si son los dedos de las manos o los pies lo que padecen esclerodermia, estos pueden entumecerse, a la par que sentir dolor o experimentar cambios de color. En el sistema digestivo ocasiona reflujo gastroesofágico y problemas para absorber algunos nutrientes. Y en el caso de que se produzca en el corazón, los pulmones o los riñones, se generan distintos síntomas que es necesario controlar.

Estructura del colágeno

Acumulación de colágeno

No se sabe bien el origen, pero sí por qué se produce. En concreto, por una acumulación de colágeno en los tejidos corporales. Esta sustancia es una proteína que interviene en los tejidos conectivos del organismo, entre los que también se incluye la piel. Se cree que algunas personas susceptibles a desarrollar este trastorno pueden manifestarlo si se exponen a polvo de sílice y policloruro de vinilo, a pesticidas o disolventes.

Las manifestaciones de la esclerodermia en la piel pueden desaparecer pasados unos años. El tratamiento se enfoca en paliar y calmar principalmente el dolor. Se puede recurrir a la fisioterapia para mejorar la fuerza y la movilidad, y aprender a llevar mejor las molestias.

Hay que valorar el órgano con este trastorno, pero a día de hoy no existe un fármaco específico que inhiba la producción excesiva de colágeno y trate de forma específica la enfermedad. Lo que se suele hacer es administrar medicamentos para vigilar los síntomas y que prevengan complicaciones.

0

No hay comentarios ¿Te animas?