Salud

Estas son algunas enfermedades de la piel que mejoran con la llegada del calor

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 27 de junio de 2019

2 minutos

La dermatitis, el acné o la psoriasis mejoran con una exposición al sol. Eso sí, responsable

Estas son algunas enfermedades de la piel que mejoran con la llegada del calor

La llegada del calor, no tan bueno para algunos, trae grandes noticias para aquellas personas que tienen afecciones en la piel que mejoran con las altas temperaturas propias del verano. Así, para todos los que sufran las molestias de la psoriasis o la dermatitis atópica, el sol puede significar una mejoría en su diagnóstico. Eso sí, deben tener especial cuidado de no exponerse a las radiaciones ultravioletas sin responsabilidad o de sudar demasiado, ya que se produciría el efecto contrario.

Siempre debemos tener respeto al sol

Así, los rayos solares hacen que mejoren los síntomas más evidentes de estas dos afecciones dérmicas. Además, en el caso de la psoriasis, el hecho de estar en la costa, por la humedad, y bañarnos en el agua salada del mar hace que la piel esté en mejores condiciones. Pese a todo, debemos evitar sudar demasiado, sobre todo en aquellos pliegues cutáneos donde más aparecen estas patologías de la piel, como es el caso de la dermatitis. Lo mejor es optar por prendas de tejidos ligeros, como el lino o el algodón, y olvidarnos de las fibras sintéticas. 

Además de estas dos enfermedades, el sol es beneficioso en los casos de acné o esas cicatrices antiguas que tienen un tono más blanquecino que el resto de la piel. Sin embargo, si la herida es reciente, lo más recomendable es que no reciba directamente los rayos del sol. Si lo hace, nos exponemos a que aparezca una mancha marrón sobre la cicatriz que se aclarará con el tiempo, pero mientras tanto puede resultar antiestético, sobre todo si la herida está en un lugar muy visible. 

La psoriasis es una de las enfermedades de la piel que mejoran con la llegada del calor

¿Cómo afecta el verano a nuestra piel?

Como es lógico, debemos proteger nuestra piel con los fotoprotectores adecuados, tanto para dicha afección dérmica como si no tenemos ningún tipo de patología en la piel. Pero no todo queda aquí, ya que hay que seguir ciertas pautas durante los meses estivales para que nuestra dermis no sufra.

Y es que, durante el verano, el órgano más extenso del cuerpo humano está expuesto a toda una serie de problemas. Así, debemos tener cuidado con las manchas solares que aparecen, sobre todo, en la zona de la frente o del bigote y que se pueden aclarar o eliminar con tratamientos dermatológicos, que favorecen esa despigmentación. 

Otra de las consecuencias negativas durante los meses de calor es la aparición de diferentes enfermedades debido a una alergia al sol, que suele comenzar con pequeños granitos en la cara, el escote o los brazos. En ese caso, debemos extremar las medidas de protección y usar productos especiales para tratar este tipo de alergias. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?