Preguntas

¿Puedo contagiarme de la gripe a pesar de haberme vacunado?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Viernes 18 de octubre de 2019

2 minutos

Según los expertos, la eficacia de la vacuna puede variar drásticamente de una temporada a otra

¿Puedo contagiarme de gripe a pesar de haberme vacunado?

La temporada de vacunación contra la gripe estacional ya ha comenzado, un proceso por el que deben pasar un gran porcentaje de la población que forma parte de los grupos de riesgo más expuestos a la enfermedad. Hablamos de las mujeres embarazadas, los niños pequeños, las personas que padecen afecciones crónicas, como el asma, la diabetes o las dolencias cardíacas; y, por supuesto, los mayores de 65 años.

Y es que la vacunación es una herramienta fundamental para evitar la propagación del virus de la gripe que, según explican desde la Organización Mundial de la Salud (@WHO), "se disemina principalmente cuando las personas infectadas tosen, estornudan o hablan y las gotículas respiratorias entran en contacto con la boca o la nariz de quienes están cerca". Aunque también puedes contraerla si tocas una superficie u objeto contaminado y luego te llevas la mano a la boca o la nariz.

Ante esta situación, son muchas las personas que se sienten seguras siguiendo las pautas de vacunación establecidas por la comunidad médica. Pero, ¿qué pasaría si te dijera que a pesar de haber cumplido con tu obligación es posible que tengas la gripe?

Persona adulta con gripe

Reduce el riesgo de contagio un 40%

Tal y como advierten desde los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC @CDCespanol), la efectividad de la vacuna contra la gripe estacional puede variar considerablemente de una temporada a otra, al igual que su efecto según la persona que recibe el medicamento. En este sentido, diversos estudios han llegado a la conclusión de que dicha vacuna reduce el riesgo de contraer la enfermedad entre un 40% y un 60% en la población general, por lo que su protección no es 100% completa.

Esto se debe a dos factores clave que juegan un papel fundamental en la seguridad del paciente: "las características de la persona a la que se le administrará la vacuna (edad y estado de salud) y la similitud o "combinación" entre los virus incluidos en la vacuna y los que se diseminan en la comunidad", exponen desde los CDC.

Lamentablemente, comprobar su efectividad antes de ponerla a disposición de la población es un reto de lo más complicado, pues también participan otros elementos que pueden variar los resultados, como el diseño de la prueba, el grupo poblacional seleccionado para la misma y la temporada en la que se lleva a cabo.

Aun así, sigue siendo aconsejable cumplir con la vacunación, pues las consecuencias de eludir dicha responsabilidad pueden ser mucho peores. Recuerda que de esta forma no solo reduces las probabilidades de contraer la enfermedad, también evitas ser hospitalizado y desarrollar otros problemas de salud más graves y, lo que es más importante, proteges a aquellos que te rodean y que pueden ser mucho  más vulnerables a la gripe.

0

No hay comentarios ¿Te animas?