Preguntas

La terapia EMDR aborda el trauma mediante movimientos oculares y otros estímulos

Teresa Rey

Sábado 24 de agosto de 2019

2 minutos

Se aplica también para tratar otros problemas psicológicos como la ansiedad o de tipo emocional

La terapia EMDR aborda el trauma mediante movimientos oculares y otros estímulos (Bigstock)

La terapia EMDR responde a las siglas inglesas Eye Movement Desensibilization and Reprocessing, y en España se conoce como Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares. Según la Asociación EMDR España es un método aprobado por la Organización Mundial de la Salud para abordar procesos traumáticos de diferente procedencia. Y desde este organismo destacan que es muy importante que los psicoterapeutas que la practican estén debidamente formados. Actualmente se aplica para abordar diversos problemas psicológicos como la ansiedad u otros de tipo emocional.

El trauma

Desde un punto de vista psicológico, el trauma en una persona no solo se origina a consecuencia de vivir la experiencia de una catástrofe natural o causada por el hombre. Este también puede desencadenarse por otros motivos en apariencia de “menor importancia”, como una humillación reiterada, la desprotección, sufrir vejaciones, etcétera, explican desde el Instituto Español EMDR.

De esto modo, en el trauma no importa la magnitud de los hechos sufridos ni su origen, sino de cómo sea la persona afectada, de su historia, del momento en que se sufra o de la reiteración, entre otros. De tal modo que el paciente empieza a desarrollar ideas equivocadas que afectan a su salud, seguridad y que le pueden llevar a adoptar actitudes y pensamientos destructivos.

¿Quién la descubrió?

Este método lo desarrolló Francine Shapiro, una psicóloga norteamericana en el año 1987, quien se dio cuenta de que los movimientos voluntarios de los ojos reducían “la intensidad de la angustia de los pensamientos negativos”. Así, realizó investigaciones siguiendo su teoría en individuos traumatizados por la Guerra del Vietnam y en víctimas de abuso sexual, y en ambos casos se produjo una reducción de los síntomas por estrés post-traumático.

Así pues, con la EMDR se tratan las experiencias adversas que generan un trauma mediante movimientos oculares y otras formas de estimulación bilateral.

Aplicación

Su aplicación consiste en la realización de unos movimientos específicos con los ojos mientras el paciente va describiendo el trauma al psicoterapeuta. Este le va a guiando por los momentos más angustiosos y a la par que el enfermo recuerda y realiza esos desplazamientos oculares, empieza a vislumbrar otros momentos relacionados con esa experiencia.

También se emplea la estimulación bilateral, que además de ser visual, como ya hemos indicado, puede ser auditiva, con sonidos dirigidos que se escuchan a ambos lados; o kinestésica, es decir, el terapeuta va golpeando de forma suave y alterna en los hombros o manos del paciente. La utilización de este sistema se basa en un principio, y es que este tipo de estimulación favorece la conexión entre los dos hemisferios del cerebro, y de este modo se consigue que el procesamiento de la información sea mejor y se disminuye la carga emocional.

A día de hoy esta técnica se emplea para el abordaje de numerosos trastornos, y según los expertos se consiguen buenos resultados porque se centra en el sujeto y en sus propios mecanismos de curación inherentes. Se emplea para tratar fobias, trastornos de ansiedad o alimentarios, Trastorno Obsesivo Convulsivo (TOC), adiciones, problemas de la adolescencia y algunos trastornos somatomorfos, es decir, los que se originan por enfermedades con síntomas muy variados y diversos, como la hipocondría o la somatización, entre otros.

0

No hay comentarios ¿Te animas?