Salud

La vacunación de los mayores de 80: en polideportivos, desde el coche o a domicilio

Pablo Recio

Viernes 19 de febrero de 2021

9 minutos

Esta semana han comenzado a inmunizarse en más de 5 regiones

La vacunación de los mayores de 80: en polideportivos, desde el coche o a domicilio
Pablo Recio

Viernes 19 de febrero de 2021

9 minutos

Iván Campuzano: "Hasta septiembre u octubre, el 50% de la población no estará vacunada"

Un virólogo sobre administrar o no AstraZeneca a mayores: "Es una decisión casi política"

Enfermeros valencianos jubilados se ofrecen voluntarios para vacunar, pero el Govern no les contesta

 

Los mayores de 80 años ya han comenzado a vacunarse con las dosis de Pfizer y Moderna en más de cinco comunidades autónomas de España, tanto en centros de salud como en polideportivos, carpas, desde el propio coche o en sus domicilios y, es previsible, que también terminen inmunizándose incluso en estadios. 

En total, cerca de dos millones de personas de entre 80 y más de 100 años están llamados a vacunarse en las próximas semanas. Unos ciudadanos que, según cada región, serán convocados vía telefónica o telemática, ya sea en orden aleatorio o, como pretenden hacer en Galicia, citados de manera alfabética por sus iniciales. 

En concreto, Andalucía, Aragón, Murcia, Cataluña y Canarias, entre otras comunidades, ya han comenzado a inocular las primeras dosis de vacunas de ARN mensajero a este colectivo. Y lo han hecho en paralelo a la inmunización de los grandes dependientes, sanitarios y personal con trabajos esenciales. 

Otras regiones, como Asturias o Cantabria, han comenzado ya a citar a personas de más de 80 años. Y finalmente, algunas, como Madrid –que retomó la vacunación esta semana por la falta de dosis–, van más retrasadas. 

"Lo que no podremos será adelantarlo. De aquí a finales de marzo o principios de abril, si no hay problemas en el suministro de vacunas previsto, se van a recibir suficientes dosis como para vacunar a los mayores de 80”, aseguraba el 8 de febrero en rueda de prensa el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

Aun así, por el momento se desconoce qué plazo se da el Ejecutivo para vacunar a todos los mayores de 70 años y a los de entre 56 y 69 años –los siguientes grupos de vacunación– y sólo se sabe que esto ocurrirá antes del verano, cuando, prevén en Sanidad, el 70% de la población quedará inmunizada contra el Covid-19 y que se hará con dosis de Pfizer y Moderna. 

EuropaPress 3565688 hombre vacunado contra covid 19 dispositivo instalado pabellon poligono

 

Falta de dosis

Con todo, no es seguro que los plazos de Sanidad se puedan cumplir, ya que el principal problema no es tanto de tipo organizativo o de recursos humanos, sino, sobre todo, tiene que ver con los plazos de entrega de las vacunas. Una circunstancia, que escapa al control del Gobierno, puesto que se gestiona a nivel europeo, pero que podría determinar cómo de dura será una hipotética cuarta ola si la cantidad de mayores inmunizados –principal grupo de riesgo– es mayor o menor cuando se inicie la desescalada. 

Por ahora, en febrero llegarán cerca de dos millones de Pfizer y Moderna –aunque esta última empresa ha avisado que reducirá el ritmo de entregas este mes–. Y también se entregará una cantidad similar de vacunas de AstraZeneca que, de momento, sólo pueden inyectarse a personas de menos de 55 años sin patologías –una decisión que retrasa la inmunización de los mayores–.

Posteriormente, en marzo, es de prever que las cantidades aumenten (Pfizer entregará 2,7 millones) y se pueda sumar alguna otra vacuna, como la de Janssen –aunque no se sabe si se recomendará para mayores–. 

Sin embargo, hasta bien entrado el segundo trimestre de 2021, según anticipan varios expertos consultados por este diario, no habrá suficientes de dosis para vacunar masivamente a la población. 

EuropaPress 3567743 vacunacion mayores 80 anos centro salud torre ramona zaragoza

Unas previsiones demasiado optimistas

Y a pesar de todo, hay expertos, como el epidemiólogo de la Universidad de Oviedo, Pedro Arcos, que desconfían de estas previsiones. "Los plazos, como no nos pongamos las pilas y por mucho que nos organicemos, van a ser imposibles de cumplir, porque están pensados, eliminando la posibilidad de que haya problemas con el suministro", sostiene.

Además, Arcos entiende que las diferencias en el ritmo de vacunación entre las distintas CCAA no es el factor determinante a la hora de comprender por qué la campaña va tan lenta, ya que, a su parecer, el sistema de salud es "muy homogéneo". "El cuello de botella está en las dosis", repite. 

La importancia de contar con el suficiente personal 

"Esperemos que sí que se cumplan las previsiones. Parecen factibles al ritmo que se está yendo ahora, pero siempre hay que pensar que puede haber imprevistos, por ejemplo, que no lleguen tantas vacunas como se esperan. Esta parte es difícil de controlar. La vacunación se tendría que hacer lo más rápido posible, habilitando centros fuera del sistema sanitario habitual (pabellones, etc.), como ya se está poniendo en marcha. La clave aquí es tener suficiente personal entrenado para vacunar, y los esfuerzos que se están haciendo para ampliar los profesionales que puedan poner vacunas son importantes", explica por su parte el investigador de la Universidad de Leicester, Salvador Macip.​ 

Y es que, aunque el mayor reto sea, claramente, conseguir más dosis para acelerar el proceso, también es de vital importancia tener a todos los profesionales posibles para inocularlas lo más rápido posible.

"Es muy fácil decir que empezamos a vacunar, pero seguimos estando los que estamos. No hay ni que poner a mucho personal que esté cruzado de brazos ni optar por vacunar a gran escala sin tener las enfermeras suficientes", sostiene la secretaria técnica del sindicato de enfermería Satse (@Sindicato_SATSE), María José García.

Y añade: "Entonces, se va adecuando todo en función de las necesidades. Hay municipios en los que se está haciendo con los recursos que había y donde no se han tenido que ampliar horarios. Y hay otros, en los que se están montando equipos alternativos. Pero en resumen, tenemos un  objetivo: 'Hay que vacunar de la manera más rápida posible'. Y, desde luego, vamos a facilitar las opciones para ello".

Finalmente, también es importante que la organización de los recursos gestionados por las CCAA sea óptima para no perder ni un segundo ni desperdiciar ninguna dosis. "Una vez completada la vacunación de quienes viven en residencias es muy importante acometer la de lo mayores de 80 años a la máxima velocidad posible con dosis de vacunas Pfizer o Moderna. Los mayores de 80 con alto grado de dependencia deberían ser vacunados en sus domicilios y los equipos sanitarios deberán estar muy bien organizados para hacerlo", señala el exdirectivo de la Organización Mundial de la Salud, Daniel López-Acuña, que prosigue: "Los demás deberán acudir a los Centros de Salud y los equipos sanitarios deberán planificar muy bien las citas que darán a estas personas y la logística de la vacuna a la que deberán ajustarse. La clave será contar con listados pormenorizados de los grupos diana. Y la velocidad, dependerá de la disponibilidad de dosis".

Sobre el autor:

Pablo Recio

Pablo Recio

Pablo Recio es periodista especializado en sociedad y salud, es graduado en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y comenzó su carrera profesional en el diario El Mundo cubriendo información cultural y económica. 

En 65Ymás, ha contado el drama vivido en las residencias durante la pandemia y ha sacado diferentes exclusivas de impacto como 81 menús de residencias de mayores, a examen: "Baja calidad nutricional y abuso de procesados"que fue citado en una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. 

Además, es cofundador de la radio online Irradiando y cuenta con un máster en Gobernanza y Derechos Humanos por la Universidad Autónoma de Madrid y otro en Periodismo por el CEU San Pablo/Unidad Editorial. 

… saber más sobre el autor