Asociaciones de mayores

El nuevo camino de la sociedad española

Alejandro Otero Davila

Lunes 20 de enero de 2020

3 minutos

El nuevo camino de la sociedad española
Alejandro Otero Davila

Lunes 20 de enero de 2020

3 minutos

Hoy vivimos en España una realidad marcada por grandes cambios que nos van a afectar profundamente a toda la sociedad y a sus instituciones. Son varios los factores claves de estos cambios, que suceden de una forma vertiginosa en casi todos los sectores y que llegan a gran velocidad a todos los rincones de nuestra patria.

Estos cambios afectan a las personas, instituciones, empresas, educación, empleo etc. y a nuestras pensiones, en su manera de enfocar las soluciones y dar respuestas eficaces y duraderas en el tiempo.

Se percibe, por ejemplo, una especie de “nueva colonización cultural” por imposiciones de culturas radicales y con tendencias a imponer una cultura homogénea en todos los sectores de la sociedad. Esta cultura caracterizada por la de la autorreferencia construye su propia realidad aplicando principios y reglas que llevan a la indiferencia por el otro, del que no necesita nada y por el que no se siente responsable. Preferimos vivir el día a día, sin programas a largo plazo, con estrategias y proyectos de efímera duración. Las relaciones humanas están siendo consideradas objeto de consumo, llevando a relaciones afectivas sin compromiso responsable y definitivo. 

Y en este punto de partida, se encuentran las personas próximas a su jubilación, que serán las que han recibido más estudios, formación, experiencia profesional y con más talento de la historia y que pedirán una respuesta a su nueva vida, con otras necesidades y expectativas para la nueva etapa de una esperanza de larga vida. 
El nuevo camino de la sociedad española
 

Envejecimiento saludable. Envejecimiento activo, Envejecimiento con éxito. Envejecimiento satisfactorio. Envejecimiento óptimo. Envejecimiento productivo. Esas denominaciones tratan de mostrar una imagen positiva del envejecimiento de esa nueva generación, tal vez como contrapeso a las visiones negativas. Envejecimiento que la gente de la calle elabora a partir de percepciones y experiencias directas con las cuales construye sus propias ideas sobre la realidad. Por ejemplo, es un hecho que muchas personas conviven día a día con otras que muestran la pérdida de su capacidad funcional, o conocen sus malas condiciones económicas al cobrar pensiones que les aproximan al umbral de la pobreza, o la pérdida de determinadas prestaciones sociales, sanitarias o farmacéuticas -como está ocurriendo en el momento histórico que vivimos-, que genera un envejecimiento en riesgo. Parece cierto que esas propuestas sobre el envejecimiento en positivo chocan con las percepciones sociales negativas que se detectan y que pondrían de manifiesto la contradicción entre aquello que se propone como modelos a seguir y lo que las personas perciben realmente.

Las opiniones sobre las personas mayores que representan el imaginario social, se encuentran divididas en dos posiciones opuestas. Por un lado, las que fomentan mitos y estereotipos negativos sobre esta etapa de la vida; desde la incapacidad para realizar trabajos y aprendizajes, hasta la involución, la enfermedad, la dependencia, el declive, la pobreza o la desintegración social. En el otro extremo estarían las visiones colectivas sobre los beneficios que se alcanzan en la vejez, como la experiencia, la sabiduría, o la definición como grupo social activo, dinámico y creativo. Desde esta otra parece como si fuera necesario llegar a determinada edad para lograr tales aspectos que, además, no serían atribuibles a todas las personas de esos grupos por igual, y que éstas fueran facetas y cualidades desconocidas en otras etapas de la vida.

En poner en valor y dar visibilidad a la nueva generación de PERSONAS MAYORES que comienzan su nueva vida durante la próxima década y que representará el 30% de la población española, se encuentra CAUMAS, con objetivo de dar la formación necesaria para que esa nueva vida tenga una proyección de futuro y éxito, con la “Asignatura Pendiente en el Siglo XXI”, conocer el proceso del envejecimiento y la etapa de la vejez.

"Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender". Alvin Toffler.


Alejandro Otero Davila, Vicepresidente de CAUMAS y Responsable de Comunicación

Alejandro Otero Davila, Vicepresidente y Responsable de Comunicación de CAUMAS.

Fuentes para realizar este texto: El libro Blanco de CAUMAS. Asignatura pendiente en el siglo XXI. M-2953-2018

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?