Sociedad

El teléfono de atención al mayor de Aragón recibe 130 llamadas en el primer mes

Marta Jurado

Miércoles 10 de julio de 2019

7 minutos

En verano mantendrá el mismo horario para cubrir las horas en las que cierran los servicios sociales

El teléfono de atención al mayor de Aragón recibe 130 llamadas en el primer mes
Marta Jurado

Miércoles 10 de julio de 2019

7 minutos

Llamadas para pedir información, para solicitar trámites de la ley de Dependencia o simplemente para tener una conversación. Éstos han sido los principales tipos de llamada que ha recibido el nuevo Teléfono gratuito de Atención al Mayor (900 252 626) puesto en marcha el pasado 1 de junio por el Gobierno de Aragón (@GobAragon). En menos de un mes, el servicio ha recogido más de 130 llamadas, según fuentes oficiales, que califican la cifra de todo un éxito, teniendo en cuenta que todavía no se ha realizado una campaña oficial de difusión. 

"No esperábamos esta acogida tan inmediata. Mucha gente nos ha trasladado su agradecimiento", explica Ángeles Cepero, coordinadora del servicio de atención telefónica al mayor del Gobierno de Aragón, que señala la necesidad primordial de este servicio. Esta línea está abierta de lunes a domingo ininterrumpidamente desde la 3 de la tarde a las 7 de la mañana del día siguiente y las 24 horas los sábados, domingos y festivos. Durante el verano, mantendrá el mismo horario, para cubrir las horas en las que están cerrados los centros de servicios sociales.

Paliar la soledad

"Es un servicio necesario ya que hay muchas personas mayores solas, abandonadas por su entorno", opina la coordinadora del servicio de atención telefónica, gestionado por la FundaciónDFAAragón ostenta el título de ser una de las comunidades autónomas mas envejecidas de España, donde más del 21% de la población tiene más de 65 años. Junto al envejecimiento de la población y la mejora de la esperanza de vida, se están produciendo fenómenos asociados como la soledad, que en edades avanzadas, sin redes familiares o sociales, puede conducir a situaciones de aislamiento social. 

La soledad, junto con la detección precoz de casos que podrían derivarse a Servicios Sociales, ha sido el foco primordial con el que se lanzó este servicio, impulsado además por lo numerosos casos de personas mayores abandonados. En este sentido, hay que destacar lo que advierten los sociólogos desde hace tiempo: una parte de la sociedad se ha olvidado de sus mayores, sobre todo en las ciudades donde la sensación de desarraigo es mayor. Por eso cerca del 9% de las llamadas recibidas por el Servicio de Atención al Mayor de Aragón han tenido un fin de apoyo emocional. "Las personas que llamaban demandaban simplemente conversación, alguien con quien poder hablar" explica  Ángeles Cepero

Prevenir el maltrato

En esto casos, la coordinadora del servicio de atención telefónica destaca la importancia de una buena escucha activa o hacer saber que se les está escuchando. Además, este tipo de conversaciones pueden servir para detectar otro tipo de problemas que se derivan a Servicios Sociales, como puede ser la falta asistencial pública, el abandono por parte de familiares o en último caso el maltrato. "Por el momento no hemos recibido incidencias de este último tipo. Hay que tener en cuenta además que las personas mayores no suelen denunciar directamente a sus hijos, les cuesta mucho hacerlo, por eso el clave la labor de escucha y detección por parte de profesionales", aclara Cepero

El teléfono de atención al maltrato sin que deje rastro en la factura igual que el 016 para la violencia de género, es una reivindicación que llevan tiempo exigiendo las asociaciones de mayores como la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA). En este sentido, sostienen que "el mayor ya tiene suficientes dificultades" como para ofrecerle "un teléfono que no quede registrado en ningún sitio" y que, por tanto, le permita llamar para denunciar una situación de maltrato "sin miedo a que su familia o sus cuidadores se enteren de que ha solicitado ayuda".

Tipos de llamada

Durante el primer mes de puesta en marcha del servicio se han recibido un total de 130 llamadas, la mayoría de Zaragoza. El rango de edad que más ha utilizado este servicio han sido las personas de 65 a 75 años, seguido del tramo de los 80-89, principalmente mujeres. 

  • El 34% han sido llamadas solicitando información sobre el servicio y su alcance.
  • El 16% han sido llamadas solicitando información concreta sobre prestaciones, dependencia  y servicios.
  • Un 13% han sido llamadas que se ha creído oportuno derivarlas a los Servicios Sociales. En la mayoría de estos casos, los Servicios Sociales ya estaban asistiendo a las necesidades de los usuarios. Cabe destacar que en aquellos casos en los que los Servicios Sociales no eran conocedores de la situación, la puesta en marcha de este servicio ha permitido la asistencia necesaria.
  • El 9% de las llamadas han tenido un fin de apoyo emocional.
  • También se han recogido desde este número un 5% de llamadas mostrado alguna inconformidad o descontento con las ayudas concedidas.

Falta de cobertura a nivel nacional

Aunque estas iniciativas están teniendo éxito en varias regiones de España como AragónAndalucía (900 25 26 26), todavía no existe ningún teléfono nacional gratuito que pueda ayudar a prevenir situaciones de riesgo como el maltrato a los mayores. El propio presidente del Gobierno en funciones Pedro Sánchez mostraba su apoyo en la lucha contra el maltrato a mayores que calificó de "intolerable", en la entrevista concedida a 65YMás antes de las Elecciones Generales del 28A.

"Desde el Gobierno, continuaremos combatiendo cualquier tipo de situación de este tipo que se detecte para erradicarlas. Las denuncias de maltrato a ancianos pueden interponerse directamente en Comisarías y Juzgados correspondientes, a través de los propios medios telefónicos, presenciales o virtuales que se ofrecen. La justicia se encarga entonces de investigar los posibles hechos delictivos que se denuncian con los cauces previstos en la ley", declaraba el líder del PSOE. Pedro Sánchez no especificó no obstante que fuese a trabajar por la creación de un número específico para el maltrato de mayores, tal como exigen las asociaciones.