Sociedad

Las residencias de Vizcaya denuncian que se han "sentido criminalizados durante este año"

65ymás

Martes 16 de marzo de 2021

3 minutos

Aseguran haber "echado en falta un mayor respaldo de las administraciones públicas" en estos meses

Las residencias de Vizcaya denuncian que se han "sentido criminalizados durante este año"   Foto: Europa Press
65ymás

Martes 16 de marzo de 2021

3 minutos

Desde la Asociación de Empresarial de Gestores de Centros Asistenciales (GESCA), los directores de la residencias de mayores de Vizcaya han denunciado que se han "sentido criminalizados durante este año y han echado en falta un mayor respaldo de las administraciones públicas".

35 directores de residencias vizcaínas donde se atiende a 4.800 personas mayores se han reunido al cumplirse un año de la declaración del estado de alarma para frenar la pandemia desatada por el coronavirus, para evaluar el impacto de la covid en sus centros.

En un comunicado hecho público tras la reunión se reconoce que el esfuerzo al que les ha obligado la situación ha sido "muy duro y extremadamente exigente" superado gracias a "la solidaridad de unas plantillas que se han volcado en el cuidado de las personas dependientes".

El Supremo ordena investigar las muertes en las residencias de mayores durante la pandemia

En su comunicado, la patronal también se refiere a los mayores residentes para recordar que "ha sido admirable la tranquilidad que han transmitido en los momentos más duros de la pandemia, y su constante preocupación por la salud de los profesionales y la de sus familiares; han sido lecciones de vida que han servido de revulsivo en el trabajo del día a día".

Todo ello a pesar de la "injusta e infundada alarma social que se ha generado contra las residencias, entidades, y profesionales que se han sentido incomprendidos y criminalizados".

"Las direcciones de los centros han echado en falta un mayor respaldo de las administraciones públicas, respaldo que sí ha existido en otros territorios", se dice en  el comunicado donde también se explica que el porcentaje de plazas sin ocupar que ahora mismo registran supone para ellos un "importante desequilibrio económico" que esperan regularizar con la completa vacunación de mayores y personal de los centros que les permita regresar a la normalidad.