Practicopedia

Ollas “inteligentes”: cuáles son las más aconsejables para una persona mayor

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Jueves 19 de diciembre de 2019

3 minutos

Permiten distintos tipos de cocción, ahorran tiempo y son programables, pero ¿son seguras?

Ollas “inteligentes”: cuáles son las más aconsejables para una persona mayor

La olla exprés de toda la vida sigue siendo un utensilio de cocina básico a la hora de elaborar platos con comodidad y en menos tiempo. pero ahora, además, tienes las llamadas ollas inteligentes, que resultan más versátiles, al ofrecer funciones diversas e incluso la posibilidad de que cocinen “solas”, siguiendo las instrucciones que previamente puedes programar.

Si estás pensando en que un pequeño electrodoméstico de este tipo te podría venir bien, a la hora de adquirirlo conviene tener claras las características que debe reunir para que realmente te resulte útil.

olla programable

¿En qué fijarte para elegir la mejor olla programable?

Tienes muchos modelos de ollas con importantes diferencias entre unos y otros, que se basan principalmente en tres aspectos que son los primeros a los que hay que prestar atención: la capacidad, las funciones posibles y el precio.

Si este es un utensilio de cocina novedoso para ti, dedica el tiempo suficiente a elegir el que más te conviene. La capacidad es un detalle importante. Tienes ollas pensadas para preparar comida para 2 – 3 personas, frente a otras de hasta 8 o 10 litros de capacidad. Su precio varía de forma notable (más grande, más cara), por lo que piensa en aquella que responda a tus necesidades cotidianas, para no gastar de más y para que no acabe “abandonada” en lo alto del armario porque te resulta poco práctica. Tal vez si vives solo o en pareja, una de las más pequeñas puede ser suficiente. En cambio, si tus hijos y nietos se suelen reunir a comer en tu casa con frecuencia, una de mayor capacidad te facilitará la tarea de preparar un extenso menú.

Básico es también fijarse en la versatilidad que te ofrece tu olla a la hora de cocinar. Algunas permiten preparar cualquier alimento casi como quieras: frito, al vapor, en guiso tradicional… las hay que incluso tienen función horno o permiten hacer especialidades como por ejemplo un arroz en su punto.

Puede que algunas opciones no te interesen pero, como mínimo, tu olla debe permitirte cocinar a presión (igual que una olla exprés) y también es especialmente recomendable para las personas mayores que tenga “cocción lenta” de cara a que puedas seguir preparando recetas tradicionales, como los ricos potajes o las legumbres, sin que el plato pierda su esencia de “a fuego lento”.

Puestos a pedir, que tenga función de autolimpieza, modo recalentar o mantener calientes los alimentos, que su exterior resulte frío al tacto para evitar cualquier riesgo de quemaduras en la cocina, que permiita cocinar en modo “eco”, ahorrando energía, y que su interior sea extraíble para que puedas ponerlo en el lavavajillas son detalles que probablemente valores como puntos a favor.

olla programable

Facilidad de uso… ¡fundamental!

Si tu olla inteligente es tan “lista” que no hay quien la entienda, el alto del armario, de nuevo, volverá a ser su destino. La principal ventaja de este utensilio de cocina es la posibilidad de programarlo. Para que cocinar te resulte sencillo y las distintas recetas queden a tu gusto, debes poder introducir los alimentos y condimentos y “decirle” a tu olla la forma y el tiempo de cocción de manera sencilla.

A la hora de comprar un electrodoméstico de este tipo fíjate bien en la información que ofrece su panel y pantalla de control. Debe estar muy claro y resultar intuitivo, para que hacer la comida no tenga complicación alguna.

Entre los parámetros básicos que debes poder manejar fácilmente destacan:

  • Tipo de cocción: vapor, modo lento, fritura…
  • Selección de temperatura y tiempo.
  • Selección de nivel de presión.

Además, las ollas más innovadoras ofrecen la opción, siempre interesante, de poder indicarle la hora en la que debe empezar a cocinar y detener la cocción hasta con 24 horas de antelación. Puedes, por ejemplo, dejarla programada para prepare unas estupendas lentejas y marcharte tranquilamente a hacer algo de deporte. Cuando vuelvas estarán listas.

En general, los modelos actuales son fáciles de utilizar y prácticamente seleccionan solos la opción idónea de tiempos, presiones y temperaturas según la receta que hayas elegido. Todos suelen venir con un manual de instrucciones y recetas con los que es muy fácil familiarizarte con ellos y aprovechar así todas sus posibilidades, las cuales realmente son muchas y ofrecen resultados excelentes en poco tiempo y con total comodidad.

ollas inteligentes

La seguridad, elemento clave

Es otro de los aspectos importantes en los que debes fijarte con especial atención. Las ollas programables son muy seguras pero cuantos más mecanismos que garanticen esa seguridad incluya el aparato, mejor. Sistemas de control automático de la presión que eviten cualquier riesgo, desconexión automática transcurrido el tiempo de cocción, control de la temperatura para que nunca sobrepase los niveles de seguridad, tapa hermética con imposibilidad de apertura en caso de no resultar seguro, sistema antibloqueo de ventilación para que no sea posible que se produzca una obstrucción en la salida de vapor… son medidas de seguridad esenciales, muchas de ellas obligatoriamente incluidas y otras extras que debes comporbar que están presentes en tu olla y garantizan su óptimo funcionamiento sin riesgo alguno.

0

No hay comentarios ¿Te animas?