Practicopedia

Ventajas y posibles inconvenientes de esterilizar a tu mascota

Mariola Báez

Foto: Bigstockphoto

Sábado 27 de julio de 2019

2 minutos

Esta es una decisión que debes meditar teniendo en cuenta, ante todo, la salud del animal

Esterilizar a tu mascota

Este es un tema que suscita mucha controversia. Hay quien opina que esterilizar a un perro o un gato es una crueldad; otros, en cambio, ven en esta práctica un ejercicio de responsabilidad, sobre todo teniendo en cuenta el grave problema que supone el abandono de animales, que continúa produciéndose año tras año.

Decidir esterilizar a tu mascota, en el momento apropiado y con todas las garantías médico-veterinarias, no quiere decir que la quieras menos. Como señala la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (@FAADAorg), esta práctica es la mejor manera de colaborar con el control de la natalidad de perros y gatos como método eficaz para evitar los abandonos. Además, en muchos casos, puede contribuir a mejorar la salud del animal, protegiéndolo frente a distintas enfermedades.

esterilización mascotas

¿Cuándo se aconseja la esterilización? ¿Qué consecuencias tiene?

Probablemente perros y gatos no opinen lo mismo, pero hay que reconocer que la esterilización reporta una serie de ventajas a la hora de facilitar la convivencia con una mascota. Desde que son fértiles, una perra o una gata pueden llegar a tener una camada anual o incluso dos. Sin duda, la no esterilización implica tomar una serie de medidas para evitar que, durante el celo, puedan quedar preñadas, algo que para muchos dueños puede convertirse en un verdadero problema.

Con los machos, esta etapa también puede volverse una pesadilla. Los intentos de fuga, el desagradable marcaje con orines de toda la casa o incluso un comportamiento nervioso y agresivo, que no es el habitual, son situaciones que se reducen de manera considerable con la esterilización.

En ocasiones, la salud del animal puede mejorar de manera importante e incluso que sea tu propio veterinario quien lo aconseje si detecta enfermedades recurrentes como quistes, tumores o graves infecciones de útero, como la piometra canina, en el caso de las hembras; o los problemas de próstata, en el de los machos.

En este sentido, la Asociación Protectora de Animales Huellas (@HuellasAvila) recuerda que esta operación quirúrgica no implica daño alguno para tu mascota. Se realiza con anestesia general y, salvo casos excepcionales, el paciente se recuperará a los pocos días sin que haya cambiado su carácter (algo que aseguran las personas contrarias a la esterilización de los animales de compañía). Lo que es cierto es que tal vez notes que está más tranquilo. Como única precaución, debes tener en cuenta que algunas mascotas tienden a coger kilos de más una vez esterilizadas, por lo que deberás vigilar su alimentación en los meses posteriores.

0

No hay comentarios ¿Te animas?