Gastronomía

Las cafeterías más bonitas de Barcelona

Marco Herrera

Foto: BigStock

Domingo 5 de enero de 2020

3 minutos

La ciudad condal cuenta con cafeterías de diversos estilos que hacen las delicias de los visitantes

Las cafeterías más bonitas de Barcelona

Es indiscutible que Barcelona es una ciudad que cuenta con multitud de atractivos. La capital catalana se ha convertido en la última década en uno de los destinos más visitados a nivel mundial y, aunque ello haya ocasionado algunos problemas a la población local, también ha repercutido en una oferta de ocio cada vez más interesante. Sus muchas cafeterías son una prueba de ello, entre las que puedes ver algunas propuestas de lo más originales. Repasamos las más bonitas de toda Barcelona.

Espai Joliu

Carrer de Badajoz, 95

Las plantas y el café nunca han vivido en tal armonía. Espai Joliu (@espaijoliu) es una tienda conceptual de plantas que se puede visitar en el barrio de Poblenou para comprar bonitas macetas, revistas o sentarse y trabajar con el portátil mientras se degusta un trozo de pastel de chocolate vegano o un café con leche preparado con mucho detalle. El estilo retro le da carácter a este lugar y lo distingue de los cafés convencionales.

Espai Joliu
Espai Joliu

Granja M. Viader

Carrer d’en Xuclà, 4

Se trata de una popular cafetería y restaurante de Barcelona, que ha estado sirviendo chocolate caliente y otros dulces para el desayuno durante más de un siglo y cuatro generaciones. Sus antepasados fundadores inventaron los batidos Cacaolat, que todavía se consumen a lo largo de toda la geografía española. Al entrar en este café, el cliente se siente como parte de la historia del chocolate de Barcelona, donde las paredes están decoradas con recuerdos vintage y nostálgicos de dicha firma. Para una verdadera experiencia, es recomendable probar el suís, chocolate caliente cubierto con crema batida, o uno de los pasteles locales, como el melindro esponjoso.

Granja Viader
Granja Viader

Cosmo La Central

Carrer Mallorca, 237

Los amantes del café y la lectura pueden regocijarse en esta joya escondida en el barrio del Eixample. Ubicado en el segundo piso de una librería, Cosmo La Central es un lugar para saborear un café y perderse en un buen libro antiguo. La librería, llamada La Central, ofrece una gran selección de libros en español, catalán y algunos en inglés. Con un ambiente tranquilo, es un buen lugar para leer, pero también para compartir una tarde con amigos. Y si quieres algo más que café, se puede disfrutar de un almuerzo como menú del día o de sus deliciosos cruasanes o pasteles.

Cosmo La central
Cosmo La Central

Alsur Café El Born

Plaça de Sant Cugat, 1

Aunque Alsur Café tiene cuatro ubicaciones en Barcelona, la sucursal del Born tiene una localización céntrica y es la más atmosférica. Los clientes se pueden sentar en la terraza para vivir una experiencia animada, escuchando a músicos al aire libre y observando a los transeúntes. Para un clima más cómodo, se puede entrar en la cafetería y sumergirse en sus suaves sillones y bancos de cuero, y conversar con amigos dentro de sus paredes de piedra. Amplio y acogedor, Alsur invita a la lectura, a disfrutar de un brunch de la casa y, por supuesto, a tomar una taza de café.

Alsur El Born
Alsur Café El Born

Cafe d’Estiu

Plaça Sant Iu, 5

Abierto solo en verano, Cafe d’Estiu es un oasis alejado del ritmo frenético del distrito del Born. Escondido en el patio del Museo Frederic Mares, este café es ideal si se tienen ganas de ir solo a relajarse y a leer un libro. Por supuesto, también es genial ir con los amigos. Su fuente y el sonido de esta hacen que en él haya un tono pacífico, invitando al cliente a salir y reiniciarse entre visitas turísticas. Para las bebidas, tienen una excelente limonada de jengibre o su cuidado café tradicional para cargar las pilas antes de seguir conociendo la ciudad.

Café d'Estiu
Terraza del Café d'Estiu

Salterio

Carrer de Salomó ben Adret, 4

Esta casa de té y café rezuma un ambiente árabe y un estado de ánimo misterioso. Bohemia y ecléctica, la luz de las velas y los muros de piedra de Salterio hacen sentir al cliente como si hubiera encontrado una cala escondida en el Barrio Gótico. Es obligado probar sus tés herbales calientes, como el té chai o el té de menta marroquí. Para la dosis de cafeína, indispensable su café turco. Pequeño pero acogedor, Salterio es el lugar perfecto para una conversación acogedora durante una noche o un día de lo más exótico.

Salterio
Salterio
0

No hay comentarios ¿Te animas?