Viajes

La cueva de cristal de Pulpí abre sus puertas al público este verano

Verónica Mollejo

Foto: La Geoda de Pulpí

Jueves 15 de agosto de 2019

2 minutos

Esta maravillosa cueva de cristal, descubierta hace apenas dos décadas, es la más grande de Europa

La cueva de cristal de Pulpí abre sus puertas al público

Hace exactamente dos décadas, en diciembre de 1999, el Grupo Mineralogista de Madrid descubrió con gran asombro en el interior de la Mina Rica una geoda de más de ocho metros de longitud y dos metros de altura recubierta de enormes cristales de yeso, todo ello a 60 metros de profundidad.

Un auténtico espectáculo para la vista y una joya de la naturaleza, no solo por su evidente magnificencia, sino por su insólita transparencia y estado de conservación. De hecho, los expertos aseguran que se trata de un fenómeno único a nivel mundial.

Desde entonces, las obras que tienen lugar en su interior se centran en mantener esa perfecta disposición y en acondicionar el entorno a la visita de aquellos que quieran deslumbrarse con la ya célebre cueva de cristal de Pulpí, un pequeña localidad situada a tan solo 100 kilómetros de Almería.

Interior de la Geoda de Pulpí

La Geoda de Pulpí por fin está abierta al público

"Desde el ámbito patrimonial geológico, la Mina Rica alberga numerosos elementos de interés además de la geoda Gigante de Pulpí y la mineralogía. Desde el punto de vista estructural se observan: plegamientos, milonitas, superficies de falla, etc., así mismo se observan numerosas formaciones como espeleotemas de epsomitas y de calcitas, neoformación de minerales como 'barbas de yeso'", explican desde la página oficial de La Geoda de Pulpí

Afortunadamente, este maravilloso tesoro de la naturaleza está abierto a todo aquel que quiera descubrirlo desde principios del mes de agosto. Solo tienes que reservar una fecha y seguir las recomendaciones de los expertos como, por ejemplo, llevar un calzado cerrado y deportivo, estar en taquilla 30 minutos antes de la hora de reserva o no incluir en el grupo a menores de ocho años.

Entre las actividades que se permiten en el interior de la geoda, todo un referente para el turismo geológico europeo, destacan el libre tránsito por el entorno, coger muestras mineras y geológicas de las escombreras del exterior de la Mina Rica (siempre y cuando se disponga de autorización municipal para ello) o contratar una visita guiada con zonas limitadas y prohibidas.

Eso sí, obviamente se debe tener un comportamiento que preserve el buen estado de la geoda, por lo que está prohibido arrojar basura, fumar, acceder con animales, golpear cualquier infraestructura o entrar con personas que padezcan enfermedades como diabetes, epilepsia, asma o luxaciones de tobillos, rodillas o brazos, entre otras.

0

No hay comentarios ¿Te animas?