Viajes

Ruta para mayores para conocer los lugares más emblemáticos de Murcia

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Viernes 3 de enero de 2020

3 minutos

Clima amable, buen ambiente y excelente gastronomía es lo que te espera en la capital murciana

bigstock Murcia Spain February     284126443

Murcia es una de esas ciudades que acoge al visitante y le hace sentirse como en casa. Ya sea paseando por su casco antiguo o disfrutando de su rica gastronomía, el viajero que se acerca por primera vez a la séptima urbe más poblada de España disfrutará de su estancia.

Y para comprobarlo, nada como hacer un recorrido por los lugares más emblemáticos de esta ciudad a la que se le presume un origen árabe, aunque también se habla de que anteriormente ya existió un asentamiento romano. Eso sí, desde que se incorporó a la Corona de Castilla pasó a ser la capital del Reino de Murcia, a tener voto en las cortes y a contar con una sede episcopal.

El paseo que proponemos apenas tiene dos kilómetros de distancia, es decir, es apto para cualquiera. Eso sí, es muy probable que en esta ruta para mayores haya muchas paradas en el camino, pues en él encontraremos numerosos sitios donde tomar un refrigerio con alguna de sus célebres tapas.

Inicio del recorrido: Jardín de Floridablanca

Antes de adentrarnos en el caso histórico de la ciudad, resulta muy recomendable echar un vistazo a este jardín público creado en el siglo XIX a partir de una antigua alameda situada en la margen derecha del río Segura y cercana a conventos carmelitas y capuchinos.

Primera parada: Puente de los Peligros

Salimos del parque hacia la Avenida de Canalejas y nos disponemos a cruzar el río por el puente de los Peligros, el más antiguo de todos los que hay en la ciudad. Data del año 1742 y está construido en piedra, pero no se llama de ese modo porque sea arriesgado cruzarlo, sino porque junto a él se encuentra una hornacina que alberga una virgen de los Peligros.

Puente de los Peligros (Murcia)

Segunda parada: Ayuntamiento de Murcia

Una vez que pasamos el puente, giramos a la derecha por el Paseo del Teniente Floresta hasta la Plaza de la Glorieta de España, donde nos topamos con la Casa Consistorial, un edificio del siglo XIX de estilo neoclásico que casa perfectamente con la arquitectura de la ciudad. Destaca sobre su balcón un escudo de Murcia junto al que hay dos musas representando a la felicidad y la abundancia.

Ayuntamiento de Murcia

También hay que señalar el edificio anexo que a finales del siglo pasado se erigió y que ya es un símbolo de la ciudad. Diseñado por Rafael Moneo y situado en la Plaza del Cardenal Beluga, destaca por ser una mirada al futuro justo en el espacio donde también se hallan el Palacio Episcopal y la Catedral.

Ayuntamiento de Murcia - ampliación de Moneo

Tercera parada: Palacio Episcopal de Murcia

En la misma plaza, al lado derecho, podemos observar esta construcción del siglo XVIII que fue declarada Bien de Interés Cultural. Es la sede oficial de la Diócesis de Cartagena y es interesante por su estilo rococó. Su portada más bonita es la que da a la propia plaza.

Palacio Episcopal de Murcia y Catedral

Cuarta parada: Catedral de Murcia

La Santa Iglesia Catedral de Santa María es uno de los edificios más emblemáticos de la capital murciana, sino el que más. Fue inaugurada en el año 1467 pero se le añadieron nuevos elementos, lo que da como resultado una construcción gótica con toques tanto renacentisas, como barrocos y hasta neoclásicos. Su parte más famosa es la torre de 93 metros de altura (el tercer campanario más alto de nuestro país), mientras que en su Capilla Mayor podemos encontrar la urna que recoge reliquias de Alfonso X el Sabio (concretamente el corazón y las entrañas).

Torre de la Catedral de Murcia

Quinta parada: Calle Trapería y Casino

Rodeando la Catedral, desde la Plaza de Hernández Amores nos adentramos en la Calle Trapería, una de las más típicas y concurridas de Murcia. No en vano forma parte de su casco de origen medieval. En esta antigua arteria vertebradora de la villa se halla el Real Casino de Murcia, construido en la segunda mitad del siglo XIX con estilos diferentes. Merece la pena entrar y ver su bello interior antes de seguir con la ruta.

Casino de Murcia

Sexta parada: Plaza de Santo Domingo

La travesía por Trapería nos conduce a una de las plazas más famosas de la ciudad. Y lo viene siendo desde que en época medieval se comenzara a emplazar allí el mercado (de hecho, también es conocida como la plaza del Mercado). Su nombre se debe al conjunto monástico de edificios pertenecientes a la orden dominica.

Plaza de Santo Domingo en Murcia

Séptima parada: Monasterio de Santa Clara la Real

A unos pocos metros de la Plaza de Santo Domingo llegamos a la confluencia de la Gran Vía Alfonso X el Sabio y la Calle de Santa Clara, donde se alza este monasterio de la orden de las Clarisas. Esta bella edificación ocupa un espacio que anteriormente correspondió a un alcázar menor de origen musulmán (del siglo XIII).

Monasterio Santa Clara de Murcia

Octava parada: Plaza de Santa Catalina y Plaza de las Flores

Como va siendo hora de hacer un descanso y tomar un refrigerio, nada como encaminarse a estas dos plazas donde hay múltiples terrazas en las que disfrutar del ambiente murciano como en ningún otro sitio. La Plaza de Santa Catalina es uno de los centros neurálgicos de Murcia e incluso en otros momentos de la historia fue incluso el centro político. Allí además se encuentra el Museo Ramón Gaya.

Plaza en Murcia

En cuanto a la Plaza de las Flores, llamada así por los puestos de flores que la pueblan, es uno de los espacios con más ambiente de la ciudad y casi a cualquier hora del día te encuentras con gente en sus bares y restaurantes.

0

No hay comentarios ¿Te animas?