Beatriz Cano
Opinión

"El 20% de los usuarios de mi residencia de mayores han muerto por coronavirus"

Beatriz Cano
"El 20% de los usuarios de mi residencia de mayores han muerto por coronavirus"
Diario residente

"La nueva gestora de mi residencia de mayores dice que tenemos una situación privilegiada"

"Han intervenido mi residencia de mayores"

"Hoy se han llevado a compañeros de mi residencia de mayores en cuatro ambulancias"

"Me da más miedo la falta de higiene en mi residencia de mayores que el coronavirus"

 "16 compañeros de mi residencia han muerto y esta mañana, sin médico"

Estos días vienen marcados por el goteo incesante de muertes en mi residencia de mayores de Usera. Fallecimientos de mis estimados compañeros y compañeras a los que, al igual que sus familiares y seres queridos, tampoco he podido ver ni decirles adiós.

Este martes se nos fueron dos residentes más. Y con ellos, ya son 30 decesos. ¡Un verdadero drama! Lo último: nuestra compañera pendiente de cambio a la tercera planta, donde están aislados todos los Covid-19, ha sido trasladada al hospital. Con todo, cuando se pregunta por esto a los gestores, dicen que "todo está bien”.

Por otra parte, tengo la desagradable impresión de que esconden o tiene escondido, y a buen recaudo, el material sanitario de protección (EPIs) que dan aleatoriamente al personal y sólo si insisten. 

Tampoco me parece bien que parte de los auxiliares haga la “vista gorda” y atiendan, tanto a residentes infectados como a los que no, de cualquier modo y manera (sin ponerse bien la mascarilla, por ejemplo). Estamos en una situación de emergencia grave y los actos tienen consecuencias.

Y ahora, parece que han emprendido una campaña de acoso y derribo contra mí, únicamente porque hablo de la situación crítica por la que está pasando mi residencia y por las reclamaciones que interpongo cada día. Os cuento.

Este martes, estaba en una de las zonas comunes, sola, con guantes y un pañuelo cubriendo boca y nariz, y se me ha acercó una Sra. con bata blanca (no sé quién es ni se identifica). Me dijo que me fuese a mi habitación, con nervio. Pero le contesté que no, porque estaba en una zona común observando escrupulosamente las medidas de seguridad, aunque es cierto que estamos "en aislamiento preventivo", perdón. Su respuesta: que vuelva, o si no, me puedo acabar infectando. 

Tiene gracia. Lo raro -le manifiesté- es qué, tal y como están desarrollando el protocolo y las medidas de prevención no nos hayamos contagiado todos. Y, desgradiadamente, cuando se les dice esto -ya me ha pasado otras veces-, muchos enmudecen y no replican. ¡Qué van a decir! Cualquier día doy aviso a la Policía y les denuncio por la gestión y por imprudencia temeraria. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?