Seguimos pendientes de las reivindicaciones de los mayores en el Congreso
Opinión

Interés por los mayores

Blas Esteban
"El edadismo es hoy más común que el racismo o el sexismo"

En estos días tan tristes y trágicos, los mayores y los más mayores somos constante noticia en España. Hasta la fecha, pasábamos casi desapercibidos, incluso ignorados por la sociedad española. Éramos invisibles.

Los españoles acudimos en tromba a dar soluciones cuando ya han sucedido las catástrofes, somos poco previsores. Es ahora es cuando nos estamos acordando de los mayores. Están surgiendo distintas iniciativas y campañas para ayudarnos a hacer la compra y traernos medicinas. Voluntarios para hablar por teléfono con nosotros, para acompañarnos en esta situación tan trágica.

Apareció hasta un hashtag para unir a nietos y abuelos. Mensajes de WhatsApp, SMS, mensajes de Facebook, Instagram. Todos con los mayores. Hasta intelectuales y periodistas nos están dedicando sus mejores elogios por lo que hemos aportado al devenir de la democracia. La sociedad española parece ser que ha descubierto nuestra existencia.

La realidad, hasta primeros de marzo, ha sido diferente y mucho más dura. Para las empresas, sus fundaciones y sus departamentos de responsabilidad social
corporativa, los mayores simplemente no existían, salvo para apartarlos y hacer prejubilaciones. En los medios de comunicación generalistas, silencio total. En las Administraciones Públicas, no somos el centro de sus presupuestos y preocupaciones, en los partidos políticos, solo nos miran y atienden cuando se acercan las elecciones. Para la economía y la sanidad, un incordio y un gasto.

Hemos sido invisibles.

A pesar de todos los pesares, los mayores tenemos mucho que decir y aportar a la sociedad española. Comprobamos que en numerosas ocasiones nos escuchan y nos utilizan los poderes, pero luego hacen lo que quieren. Veamos cuando termine todo esto, como va a ser la respuesta hacia el mundo de los mayores.

Dice Neil Melvin, del Royal United Services Institute: “La pandemia no va a cambiar el mundo, va a acelerar lo que ya estaba pasando”. Es decir, los mayores seguiremos siendo invisibles.


Blas Esteban Barranco, Presidente de CEATE y miembro del Comité Asesor de 65Ymás.

0

No hay comentarios ¿Te animas?