Fernando Ónega
Opinión

El cabreo del señor ministro

Fernando Ónega
Escrivá: El IPC negativo podría computar en la revalorización de las pensiones
Onega Fogonazos

 

El 14 de diciembre criticábamos en este mismo espacio el proyecto de subir el periodo de cómputo de las pensiones de 25 a 35 años. Desde entonces pasaron 37 días y muchos episodios. Entre ellos lo que Pablo Iglesias dijo en “Salvados”: que la reforma de pensiones de su propio gobierno no llegaría siquiera al Congreso. Ayer, el ministro Escrivá, autoridad competente, se desahogó con Carlos Alsina en Onda Cero y denunció la existencia de una “narrativa de confrontación”. A pesar de la insistencia de Alsina, no reveló la autoría de esa narrativa, aunque acusó a la prensa y solo dejó entrever que podía ser algún ministro. Ante la dimensión del suceso, este cronista dice:

  1. No es creíble que el periodo de cómputo haya sido noticia falsa; quizá no sea idea de Escrivá, pero existió. Y lo terrible es que el gobierno dejó que se convirtiera en verdad oficial, sin el menor desmentido.
     
  2. Si Escrivá no fue el autor, su cabreo debe dirigirse al gobierno, no a los medios.
     
  3. Es poco responsable que se haya lanzado el tema a la opinión, creando un profundo malestar en la población próxima a jubilarse.
     
  4. Es aún menos creíble que el señor Iglesias haya lanzado las amenazas que lanzó, siendo vicepresidente del gobierno, si el conflicto no existiera. Existió, pero Iglesias no fue informado del desenlace.
     
  5. Celebro que el cambio no figure en el borrador enviado a Bruselas.
     
  6. Y si el gobierno está enfrentado, que el presidente arbitre. Pero que no jueguen con las cosas de comer.