Diego Fernández
Opinión

'El País de siempre estarás' y los mayores encontrados

Diego Fernández
exposicion contra la gravedad

Un escritor debe saber cuando las palabras son derrotadas por las imágenes. Con admiración reconozco que he sido vencido por adolescentes que han fotografiado a sus mayores. Las siguientes líneas jamás reflejarán lo mejor de las fotografías de la exposición ‘Contra la gravedad’. La autenticidad del momento captado por un niño o un proyecto de adulto con un móvil y de sus modelos, personas de más de 65 años. 

Este es un artículo que podría escribir un redactor vago. Bastaría con tirar de descripción y ya estaría. Consciente de que no puedo superar la obra de unos chavales de instituto, intentaré al menos despertar vuestra curiosidad. Entrar en la nave del español en la que está ubicada la exposición para mí fue un viaje.

contrala gravedad bici

Fuente: Exposición 'Contra la gravedad' /Teatro Español

En el ‘País de nunca jamás’ de Peter Pan, estaban ‘Los niños perdidos’. Esta exposición podría ser la del ‘País de siempre estarás’ y en ella están ‘los mayores encontrados’. Los momentos que se exhiben son un antídoto contra su extinción. En ellos vemos a mayores juguetones, sonrientes, traviesos, cándidos y disfrutones. Mayores bonitos y para comérselos. Entregados a lo que pida el nieto. Mayores supervivientes de un tiempo agresivo de distancia de seguridad y toque de queda que empieza a oler a final ¡Ojalá!

En las paredes de las naves del Teatro Español (@TeatroEspanol) hay un yayo rapero con dedos vencedores, un otoño viejuno, lleno de risas y gritos o una abuela subida en una moto con cara de “lo que tiene que hacer una”. También hay una cara enmascarada que rompe pandemias sonriendo con los ojos, una niña de unos ochenta años que suelta carcajadas por las arrugas o un ciclista de la era de Bahamontes cuya mueca de felicidad atraviesa la fotografía.

Los ‘Mayores encontrados’ aparecen en un grupo de más de ochenta fotografías cuyo rostro te atrapa y te hace circular por el pasillo de la exposición de arriba a abajo un par de veces antes de volver a esta primavera que nos abrasa de calor para retozar en el césped. La exposición ya ha sido un éxito por lo que ha  conseguido. Juntar a dos generaciones que se quieren mucho, nietos y abuelos, pero que por diferencia de edad y por la naturaleza, están condenados a compartir menos años de los deseados en la vida. 

En esas instantáneas hay hueco para la frialdad de una pantalla digital. En su interior una familia cuadriculada en la que muchos nos vemos reflejados. Somos nosotros durante el confinamiento duro. Y la mano de un niño es la que representa nuestro anhelo de reencuentro. 

contra la grevedad

Exposición 'Contra la gravedad' /Teatro Español

Los protagonistas de las fotos son ‘los mayores encontrados’ porque hayan muerto o no en estos meses aciagos, gracias a la obra,  no se han ido y permanecen. Como la sonrisa de una señora que mira con cara de buena. La ternura que transmite debería ser bien inmaterial de la humanidad. Su cariño se expande debajo de cientos de canas

Durante la pandemia las canas han sido atacadas y tuvimos miedo de que fueran exterminadas. Ahora que cuesta menos imaginar el retorno a un mundo más parecido al 2019, no olvidemos que cada cana perdida y cada cana enterrada, merece una lágrima. Por mucho que podamos volver a verlas siempre que queramos en fotografías como las de la exposición y pese a que muchas de esas canas nunca se marcharon, se trasplantaron en los cabellos de gente más joven.

Sobre el autor:

Diego Fernández

Diego Fernández

Diego Fernández es periodista en La Sexta Columna (La Sexta).

… saber más sobre el autor