Fernando Ónega
Opinión

Buenos días, septiembre

Fernando Ónega
Buenos días, septiembre
Onega Fogonazos

 

Ya estamos todos o casi todos y los dinosaurios siguen ahí: el virus, que sigue mordiendo y matando; el miedo económico, a pesar de que Calviño anuncia un crecimiento del PIB del 10 por ciento este trimestre; la crisis política, que Sánchez intenta superar con el utópico reclamo de la unidad; la incertidumbre de los Presupuestos, que llenó el país de vetos entre partidos… Las crónicas hablan de un curso envenenado. Las estadísticas dicen que España es el país europeo que más empleo destruye. El turismo hace cuentas y le salen pérdidas de casi cien mil millones de euros, una debacle. Solo un 4 por ciento de los autónomos ha conseguido ayudas económicas por cese de actividad, grave fallo del “escudo social”. Está el país de mírame y no me toques, con la moral decaída y la clase política menos adecuada para “un tiempo de acuerdos” como lo define el presidente. Y en este panorama, la citada vicepresidenta Calviño asegura que comenzó la recuperación. Dios la oiga, doña Nadia: es la sonrisa del régimen. La única sonrisa.

0

No hay comentarios ¿Te animas?