AIREF cifra en 1.643 millones el coste fiscal de los planes de pensiones y se reabre el debate
Onega Fogonazos

 

El gobierno español tiene una beatífica intención ante la pandemia y la catástrofe económica que está provocando: reconstruir el país sin sacrificios sociales. “Nosotros no somos como la derecha”, vienen a decir en sus declaraciones y quieren pasar a la historia como el gabinete que sorteó la crisis sin hacer recortes. Los recortes eran el recurso fácil de gentes sin sentido social, como Rajoy y sus ministros. Como propósito de ilusionistas, no está mal. Como compromiso de gobernantes, pueden llevarse la decepción de su vida. Lo acaba de decir la Airef, Autoridad Fiscal Independiente, que es algo así como la correctora de pifias del poder político. Esa Autoridad acaba de decir tres cosas: que se han inflado los datos enviados a Bruselas, que quizá el 30 por ciento de los acogidos a ERTEs no recuperarán su empleo y que los recortes negados serán inevitables por el altísimo nivel de deuda pública. No hago ningún comentario porque no estoy capacitado. Solo digo: cuidémonos. Además de la salud, cuidemos nuestras cuentas, porque la Airef suele decir la verdad. Y sepamos distinguir la lógica de la propaganda. 

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?