Fernando Ónega
Opinión

El poder del pensionista

Fernando Ónega
El poder del pensionista
Onega Fogonazos

 

Hoy se votan en el Congreso las recomendaciones del Pacto de Toledo para la reforma del sistema público de pensiones. Debo decir que los componentes del Pacto tampoco es que hayan descubierto el Mediterráneo, como saben muy bien los lectores de 65Ymás. Han redactado unas conclusiones o recomendaciones muy de andar por casa, sin nada que no estuviera ya en el debate público, y tan genéricas que son asumibles por el gobierno, por cualquier gobierno. Mi apuesta: con la incógnita el imprevisible Vox, empeñado en ser la única oposición, habrá unanimidad a favor. Y lo que esto me sugiere: el enorme poder del pensionista. Sus señorías los diputados, los grupos parlamentarios, estén o no estén de acuerdo con las recomendaciones, no tendrán redaños para oponerse. Nueve millones de pensionistas son nueve millones de votos, y además muy cualificados. Quien se oponga, por ejemplo, a que se mantenga su capacidad adquisitiva sabe que pagará un precio muy alto en las urnas. Ese es tu poderío, pensionista. Esa es tu fuerza. Solo pretendo decirte que la tienes. Y, naturalmente, que la sepas utilizar. Para eso estamos nosotros también aquí.