Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

La pasión por los frutos secos

Ramón Sánchez-Ocaña
Propiedades beneficiosas que no conocías de los frutos secos
Pildoras

 

Si hablamos de alimentos adictivos tendríamos que mencionar, además del chocolate, los frutos secos. Es difícil que alguien se pueda resistir. Si tiene un platillo con almendras o cacahuetes y se empieza a picar, lo más probable es que en muy poco tiempo, el plato sea insuficiente.

Como su nombre indica son aquellos cuya parte comestible tiene menos del 50% de agua. Tienen mucha grasa y la parte comestible es la semilla, que es dura y compacta. También pueden ser buena fuente de proteínas (a veces superan en peso –no en calidad– a las del huevo y el queso).

Son escasos en hidratos de carbono, salvo alguna cantidad de fibra, y pocas vitaminas. Sin embargo son muy ricos en algunos minerales y de ahí la aceptación que suelen tener. Son ricos especialmente en magnesio, calcio, fósforo, potasio y hierro  

No se deben confundir con frutas desecadas, como las uvas pasas o los higos, ya que estas son frutas sometidas a desecación, mientras que en los frutos secos lo que se come es la semilla.

Almendras

No todos saben que la almendra es una drupa, es decir, fruto con hueso, como la ciruela o la cereza. El fruto es de color verde carnoso y no tiene ningún valor comestible. Es más bien desagradable. El hueso interno del fruto es el almendruco en cuyo interior está la semilla que es realmente la almendra. Su aceite se aprovecha en cosmética y en farmacia. 

Como es sabido, hay la llamada almendra amarga y, por oposición, la dulce; pero no quiere decir que realmente tenga sabor dulce. Las amargas no son comestibles pero se utilizan como aromatizante o como fuente de aceites. Hay variedades de almendra que  tienen tres veces más de aceite que las aceitunas.

Es un alimento calórico y se puede calcular que 100 gramos de almendra nos proporcionan 60 gramos de grasa, 16 de hidratos de carbono y 15 de proteínas. Son también muy ricas en sales minerales, sobre todo hierro y fósforo. Esos cien gramos nos aportan hasta 580 calorías.

Del mismo tipo es el anacardo, fruto que llego recientemente a nuestro mercado. Se llama también nuez china.Tiene un valor nutritivo ligeramente menor que la almendra  y aporta buena cantidad de calcio, hierro, fósforo ,magnesio, zinc, sodio y potasio. 100 gramos nos proporcionan 570 calorías.

Avellanas

Como todos los frutos secos son muy energéticas y se puede calcular que nos aportan unas 600 calorias por 100 gramos. 

Como con las nueces, las  variedades que llegan de América son de mayor tamaño y mejor presencia pero de menor sabor.

Frutos secos

Cacahuetes

El que se cultiva en nuestro entorno tiene menos aceite y por eso se destina al consumo directo y como fruto seco. Pero no podemos olvidar que es una semilla, una leguminosa, que se desarrolla enterrada y que tiene una vaina dentro de la cual se encuentran varios frutos. Esa vaina es de color rojizo y las semillas, redondeadas, son las que tienen un buen contenido en aceite.

Se puede obtener aceite en frío, de sabor algo dulzón, o en caliente, que resulta de sabor desagradable y debe someterse a refinado. Una vez refinado es amarillo brillante, con un ligero olor a cacahuete .

Cien gramos de cacahuetes nos aportan tan solo 3 de agua, casi 50 de grasa, 18 de hidratos de carbono y 28 de proteínas. Nos aportan una buena cantidad de fósforo, potasio, magnesio  y azufre. 

Nueces 

El nogal es un árbol sumamente curioso porque, además de su corpulencia, fue considerado nocivo por muchas civilizaciones. Y tiene su razón. Resulta que el árbol –que puede vivir siglos– cuando llueve deja escapar tanino, por lo que nada se puede cultivar a su lado. Por si eso fuera poco, dormirse a la sombra de un nogal puede provocar, por las mismas razones, considerables dolores de cabeza. Independientemente del valor altísimo de su madera, el nogal inicia su producción hacia los 4 años de haber sido injertado. Y va aumentando la cosecha con los años. Según los expertos, hasta los 40 años, un nogal  puede dar alrededor de 13 kilos de nueces; a los 50  alrededor de 25 y a los 80, alrededor de 75  kilos.

Se puede calcular que de cada 20 kilos de nueces se extraen unos 13 kilos de aceite. Es un aceite que se suele utilizar para  añadir un toque especial a algunas ensaladas y a algunas salsas especiales. En la industria, se emplea para pinturas al óleo y para barnices delicados. Dado su alto contenido graso, las nueces tienen siempre el peligro de enranciamiento si su envase o conservación no es correcta. 100 gramos de nueces nos proporcionan 630 calorías.

Pipas 

También son frutos secos. Nos referimos a las semillas de girasol. Pueden ser también de calabaza, pero entonces debe indicarse. El girasol se cultiva para la obtención de aceite, aunque estas semillas tienen un mercado importante. Son girasoles cultivados expresamente para ello, ya que necesitan muy poca atención. De cada planta pueden obtenerse hasta   250 gramos de semillas o pipas. Suelen consumirse tostadas y saladas.

100 gramos de pipas nos aportan alrededor de 21 de proteínas, más de 50 de grasa y más de 15  de hidratos de carbono. Tienen hierro, cobre, fósforo,potasio,calcio y magnesio. Es, como todos los frutos secos, un alimento muy energético, ya que esos 100 gramos nos aportan más de 600 calorías.

0

No hay comentarios ¿Te animas?