Consejos

Esta es la forma correcta de airear la casa para renovar el ambiente doméstico

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 13 de abril de 2020

3 minutos

Una saludable práctica que conviene hacer varias veces al día durante unos 10 minutos

Esta es la forma correcta de airear la casa por la mañana

Es un acto mecánico que hacemos nada más poner un pie fuera de la cama y antes de salir de nuestra habitación: abrir las ventanas. Nos referimos a dejar que entre aire fresco para renovar el ambiente de esa estancia que ha estado cerrada toda la noche. Un sencillo gesto que resulta muy saludable y que debe hacerse de la mejor forma para que resulte eficaz.

¿Tan necesario resulta airear la casa cada día?

La respuesta es sí y no solo de nuestra propia habitación. No viene mal que toda la atmósfera de nuestro hogar se renueve cada día, sobre todo por los aspectos positivos que esto trae a nuestro organismo.

Así pues, gracias a ese hábito saludable conseguimos que nuestra vivienda se libere de un ambiente cargado de dióxido de carbono. Según la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (@EPAespanol), el oxígeno en espacios interiores, como puede ser nuestra casa y donde pasamos gran parte del tiempo, puede estar hasta cinco veces más contaminado que el que respiramos en plena calle

Una opinión que comparte el Servicio de Neumología del grupo hospitalario Quirón Salud (@quironsalud), que aseguran que 9 de cada 10 personas están sometidas a "elevados niveles contaminantes en su casa". Una polución que se incrementa peligrosamente por el humo del tabaco, los combustibles de biomasa, los productos de limpieza que empleamos, los vapores de la cocina o los gases que emiten algunos objetos.

¿Y esto que consecuencias negativas trae? En palabras de estos expertos se observa una relación directa con el incremento de la morbilidad y la mortalidad en aquellos pacientes que sufren alguna patología respiratoria de carácter crónica. Y eso por no hablar del aumento de casos de neumonía, infecciones pulmonares, alergias y otras enfermedades relacionadas, que pueden ser especialmente serias en personas mayores. Y todo por esas partículas nocivas que hay dentro de una vivienda.

Esta es la forma correcta de airear la casa para renovar ese ambiente doméstico

Ante esto, lo mejor es asegurar la correcta y adecuada ventilación de nuestro domicilio, para mejorar nuestra calidad de vida y nuestro estado de salud en general. De esta manera conseguiremos: 

  • Reducir la concentración de CO2 que hay en esas dependencias domésticas. 
  • Rebajar los niveles de polvo como consecuencia de las corrientes de aire. 
  • Regular la humedad ambiental de nuestra vivienda, que debe rondar entre el 35 y el 50%. Cuando se superan esos niveles es cuando comienzan a proliferar todo tipo de bacterias y ácaros poco deseables. 

¿Cómo hacerlo de forma correcta?

Conociendo ya los efectos positivos de esta práctica, es importante saber ahora cómo se debe hacer de forma correcta. Así, muchos consideran que dejar abierta la ventana un par de minutos por la mañana es suficiente. Nada más lejos de la realidad.

Lo más acertado es renovar el ambiente varias veces al día, unas 3 o 4 según nuestras necesidades, y dejar que entre ese soplo de aire fresco durante unos 10 minutos para que circule la corriente por todos los rincones de nuestro hogar.

Por estancias, los lugares en los que dormimos son los que necesitan, por lógica, una mayor ventilación, ya que en esas habitaciones se acumula buena parte del CO2 que generamos cuando descansamos. Un sueño que resultará más reparador si ponemos en práctica este viejo truco: si notamos un ambiente enrarecido al acostarnos, podemos dejar que entre algo de oxígeno del exterior un par de minutos antes de dormir. Se despejará la calidad del aire y tendremos un descanso óptimo.

Esta es la forma correcta de airear la casa para renovar ese ambiente doméstico

Seguimos por otras estancias de la vivienda. El baño, sobre todo si cuenta con salida al exterior, es importante que lo aireemos con frecuencia para secar la humedad acumulada y evitar el mal olor. Un hedor que se repite con más frecuencia en la cocina, algo que una buena corriente de aire permitirá liberar.

Para el resto de dependencias, siempre podemos aprovechar la limpieza diaria para dejar que se vaya el polvo en suspensión, que se está generando con paso del plumero o el aspirador.

En este sentido, las recomendaciones de los expertos antes mencionados pasan por no cerrar las puertas y ventanas opuestas para facilitar ese flujo contrario. Al hacerlo de esta manera, lograremos crear una diferencia rápida de temperatura dentro del hogar, que luego nos permitirá bajar el consumo energético cuando vayamos a calentarla de nuevo. Algo muy útil cuando estamos en invierno.

Precisamente, en los meses más fríos también es conveniente que nuestra casa reciba una brisa más pura y el mejor momento del día para hacerlo es en las horas centrales o cuando más incida el sol sobre las ventanas. Al contrario, cuando las temperaturas son más altas, el consejo es que ventilemos por la noche para, además, favorecer que entre algo de fresco. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?