Consejos

Remedios naturales para repeler insectos o aliviar el dolor de su picaduras

Mariola Báez

Lunes 1 de abril de 2019

2 minutos

El olor de plantas y alimentos puede ayudar a ahuyentarlos evitando un desagradable picotazo

Remedios naturales para repeler insectos (bigstock)

Con la llegada de la primavera y el aumento de las temperaturas, empiezan a aparecer algunos visitantes no deseados. Mosquitos, moscas (algunas muerden), avispas… revolotean haciendo que un paseo por el campo, una ruta de senderismo o una comida en el jardín se conviertan en situaciones de riesgo.

Intentar evitar las picaduras de insectos es objetivo común, especialmente si se padece algún tipo de alergia, por ejemplo, al veneno de las avistas, que podría provocar reacciones graves incluso un shock anafiláctico.

Entre las recomendaciones que da la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) para prevenir y evitar posibles picaduras destacan: vestir colores claros y cubrir en lo posible todas las partes del cuerpo si vamos a estar en espacios abiertos donde pueda haber insectos. También se aconseja el uso de repelentes e insecticidas domésticos, siempre con prudencia y leyendo bien el etiquetado sobre las condiciones de aplicación.

Alternativas a los productos químicos para repeler a los insectos

Además de los tradicionales aerosoles anti-mosquitos o contra las avispas, existen soluciones caseras basadas en lo que nos ofrece la propia naturaleza. Algunas plantas y frutos por su olor y por sus propiedades “no gustan” a los insectos y actúan como magníficos repelentes.

El mejor ejemplo es la citronela, una planta de exterior que, por el aroma que desprende, resulta especialmente eficaz a la hora de conseguir que los mosquitos no se acerquen. Plantarla en el jardín o tenerla en la terraza es una buena idea. Si quieres, también puedes elaborar un repelente natural recurriendo a su aceite esencial, muy utilizado, por ejemplo, para hacer velas anti mosquitos.

Remedios naturales para repeler insectos (bigstock)

Las siempre desagradables moscas, muerdan o no, parecen sentir especial rechazo hacia la planta de la albahaca, por lo que, tenerla en una cocina es una solución sencilla (además tendrás a mano sus hojas frescas ideales como condimento). Otro remedio casero es partir un limón en dos mitades y, en una de ellas, colocar unos clavos (especia) porque el aroma de conjunto también desagrada a los visitantes no invitados.

Contra las persistentes avispas, algo que suele funcionar, para que no te estropeen una comida al aire libre, es colocar un pequeño cuenco con vinagre y unas gotas de limón.

En cuanto a los remedios naturales para aliviar el dolor, escozor o hinchazón si ya has sufrido una picadura, también los aceites esenciales son una buena ayuda. El de árbol de té y el de caléndula (siempre convenientemente rebajados con otros aceites vegetales) consiguen calmar los primeros síntomas. Si se produce inflamación, aplicar hielo en la zona afectada es aconsejable. Una compresa fría, empapada en infusión de manzanilla, es también un posible remedio. Por último, un poco de amoniaco, mezclado con barro, calma el dolor de la picadura de avispa con rapidez. Recuerda que en caso de picaduras que produzcan reacciones alarmantes, debes solicitar ayuda médica inmediata.

0

No hay comentarios ¿Te animas?