Consejos

Trucos para mantener la vitrocerámica como nueva durante más tiempo

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Jueves 29 de agosto de 2019

2 minutos

La rasqueta es una herramienta fundamental a la hora de limpiar tu vitrocerámica en profundidad

Trucos para mantener la vitrocerámica como nueva

La vitrocerámica, cuya popularidad ha aumentado considerablemente en los últimos años debido a las ventajas que aporta frente a los fogones tradicionales, es un elemento fundamental en cualquier cocina. De hecho, sin ella la mayoría de platos no podrían prepararse adecuadamente. Es fácil de usar, muy segura, se limpia rápidamente y además calienta los alimentos en cuestión de segundos. Sin embargo, su increíble rendimiento también conlleva un desgaste y su consecuente deterioro.

Afortunadamente, para mantener tu vitrocerámica en condiciones óptimas durante más tiempo, solo tienes que recurrir a algunas herramientas de limpieza, trucos caseros o consejos de cuidado muy sencillos de cumplir. ¡Toma nota!

¿Hielo para cuidar de tu vitrocerámica?

Lo más común es utilizar los productos específicos que se venden en cualquier supermercado y que deben aplicarse en la vitrocerámica cuando esta ya esté completamente fría. Basta con rociar dicha sustancia, que suele ser líquida o de consistencia cremosa, por toda la superficie, esperar unos minutos a que haga efecto y retirarla con una toallita de papel. No obstante, existen otros remedios caseros que también son de gran ayuda, los cuales deberás emplear casi a diario para que el resultado sea mucho más visible.

Vitrocerámica sucia
  • Aunque pueda parecer extraño, el hielo es uno de los elementos más eficaces a la hora de eliminar las manchas difíciles de la vitrocerámica. Como ya ocurre con los chicles pegados en las prendas de ropa, solo tienes que coger un cubito de hielo, aplicarlo sobre la mancha, dejar que actúe durante unos minutos y, finalmente, pasar la rasqueta.
  • Este instrumento, que es similar a una espátula pero de menor tamaño y con una cuchilla en el extremo, es también otro de los imprescindibles para mantener tu cocina en buen estado. Puede parecer que al usarla vas a rallar la vitro, sin embargo, quitarás los restos de comida que se hayan quemado o quedado adheridos a la misma. Eso sí, intenta hacerlo con suavidad.
  • Como bien es sabido, el vinagre es uno de esos ingredientes culinarios que también sirve para limpiar y desinfectar tu hogar. Además, es 100% natural y, casi seguro, no dañará la vitrocerámica. No obstante, antes debes diluirlo en agua, para luego aplicarlo y dejar que repose unos minutos. En este sentido, unas gotas de limón también ejercen la misma función.

Una vez anotados estos trucos, debes tener en cuenta otros detalles que mejorarán aún más el resultado. Por ejemplo, antes de que los productos anteriores entren en acción, debes hacer una primera limpieza con agua y jabón neutro para eliminar la grasa. También debes recordar que la vitrocerámica debe estar siempre fría. En cambio, si prefieres evitar todo este proceso, lo mejor es que limpies al momento cualquier mancha que haya podido aparecer mientras cocinas. No dejes que se seque o que se pegue a la placa, después será mucho más complicado quitarla.

0

No hay comentarios ¿Te animas?