Alimentación

El jengibre tiene muchas contraindicaciones: ¿cuándo no deben tomarlo los mayores?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Jueves 24 de octubre de 2019

2 minutos

A pesar de ser uno de los superalimentos de moda, a veces el jengibre debe tomarse con moderación

El jengibre tiene muchas contraindicaciones

Desde hace algunos años, el jengibre es considerado un alimento “milagroso” debido a las múltiples propiedades nutricionales que acompañan a su consumo. Por ejemplo, está comprobado que dicha raíz es un gran digestivo, alivia las afecciones de garganta, acelera el metabolismo, es un antiinflamatorio natural, mejora la circulación y alivia las migrañas, entre otros beneficios.

Sin embargo, ocultas tras estos superpoderes, también encontramos varias contraindicaciones que pueden convertir el jengibre en un alimento perjudicial para algunas personas mayores. En este sentido, ¿en qué casos debes llevar cuidado para proteger tu salud?

Controla la cantidad de jengibre que consumes

Este ingrediente milenario, procedente de China, Japón o la India, puede provocar algunos efectos secundarios si no se toma con precaución o se excede la cantidad diaria recomendada vinculada a su consumo. Según algunos expertos, la dosis no debe superar los cuatro gramos al día, es decir, lo correspondiente a una lámina o una cucharadita de jengibre en polvo. De lo contrario, puede transformarse en un peligro para tu salud. ¿Qué personas deben ser precavidas en este aspecto?

El jengibre es muy saludable para combatir las migrañas (bigstock)

Además de los niños menores de dos años, las personas alérgicas y las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, las personas con trastornos hemorrágicos o que tomen medicamentos para la coagulación sanguínea deben controlar su consumo, pues el jengibre puede aumentar el riesgo de sangrado al activar la circulación sanguínea.

Las personas mayores que siguen un tratamiento para la hipertensión también deberían eliminarlo de su dieta, pues el jengibre puede bloquear los canales de calcio, provocando una caída de la presión arterial; al igual que aquellas que han sido diagnosticadas de diabetes y llevan a cabo inyecciones de insulina. Dicha raíz tiene la capacidad de aumentar la producción de bilis, algo muy peligroso para las personas que suelen desarrollar cálculos renales.

La interacción con ciertos medicamentos es otro inconveniente del jengibre. Este puede afectar al funcionamiento de fármacos destinados a problemas de tiroides, enfermedades renales o del corazón. Ante esta situación, lo mejor es que antes de introducirlo en tu dieta consultes sus posibles efectos con tu médico.

No obstante, no todas las contraindicaciones del jengibre revisten tanta gravedad. El consumo excesivo de este ingrediente también puede provocar síntomas más leves como gases, irritación de la boca y la garganta, náuseas, ardor de estómago o diarrea.

1
Marga Hace 1 mes
Como para todo en esta vida, sentido común en su consumo.