Alimentación

El plátano, una fruta y un antidepresivo

Rosa Roch

Foto: BigStock

Sábado 17 de octubre de 2020

3 minutos

Descubre los beneficios de esta fruta que se consume a nivel mundial

bigstock Banana Picture Yellow Bananas 354397175

Ya lo decía la adaptación que se hizo para la campaña de promoción del plátano canario de la canción “Busca lo más vital” de la película El Libro de la Selva: “el plátano es sensacional, tan sano y fácil de pelar, tan rico y lleno de vitalidad. ¡Caramba! qué bueno que está, no hay ninguna otra fruta igual y a mí me gusta una barbaridad”.

 

 

Y es que el plátano es una de las frutas más versátiles que existen. Gusta a la mayoría de las personas, especialmente a los más pequeños, pero también hace las delicias de los más mayores.

Es una fruta que solo por su forma alargada ya es diferente a las demás. De carne compacta y firme y a su vez cremosa en mayor o menor cuantía según el punto de maduración. Además, es muy fácil de comer.

Es el fruto de la platanera, que en realidad es una planta y no un árbol como habitualmente se le considera, ya que carece de tronco leñoso. Perteneciente a la familia de los lirios o las orquídeas y puede alcanzar una altura de 15 metros. Crece en racimos de unos 50 a 150 frutos, agrupados en manos de 10 a 20 unidades.

 

bigstock Banana Bunch At The Banana Pla 277681690

 

Su cáscara o piel va cambiando de color según el punto de maduración. Así, el plátano con la cáscara de color verde estará poco maduro; el amarillo, en su punto óptimo de maduración; y, el marrón, demasiado maduro.

Existen diferentes variedades de plátanos que se diferencian entre sí por su forma y tamaño: Gros Michel, Cavendish, plátano enano o dominico, plátano macho o banana, plátano rojo, plátano tabasco, Mysore, Bluggoe, Orinoco y Rhino Horn, entre otros. En España, prácticamente la total producción de plátanos es en las Islas Canarias, bajo la marca institucional de Plátano de Canarias, siendo la Cavendish la principal variedad.

El plátano es una fruta con muchos nutrientes. Es rico en potasio y aporta vitamina B6 y C, fibra e hidratos de carbono, lo que lo convierte en una fuente de energía. Su aporte calórico es más alto respecto a otras frutas tropicales ya que contiene poca agua y más contenido en azúcar: 100 gramos de plátano representan 81 calorías, 20 gramos de hidratos de carbono, 1,5 gramos de fibra y 18 gramos de azúcar natural.

Además, por su composición, tiene múltiples propiedades y beneficios para nuestra salud:

Antidepresivo

Por su contenido en triptófano, una proteína del organismo que interviene en la segregación de serotonina, conocida también como hormona de la felicidad por tener efectos relajantes y producir bienestar.

Protege el sistema cardiovascular

Existen estudios que afirman que consumir de manera regular plátanos puede reducir hasta un 40% el riesgo de padecer un infarto.

Evita la anemia

El hierro favorece la formación de sangre en el organismo, se produce más hemoglobina.

Regula los niveles de colesterol y presión arterial

Por su alto contenido en fibra soluble, los niveles de colesterol LDL (el malo) de disminuyen. También gracias al potasio y bajo sodio se reduce la tensión arterial.

Regula la función intestinal

El plátano es astringente y beneficioso en caso de episodios de diarrea. No obstante, por otro lado, por su alto contenido en fibra ayuda a prevenir el estreñimiento. Además, es un antiácido natural que evita la acidez en el estómago, las náuseas, está indicado en casos de úlcera, previene la irritación y el cáncer de colon.

Beneficioso para el sistema nervioso y muscular

Al ser rico en potasio previene los calambres, lo que lo hace ideal para los más jóvenes, deportistas y personas mayores que necesitan mantener en buen estado la musculatura.

Finalmente hay que señalar que ayuda a dejar de fumar gracias a su contenido en vitamina B6, potasio y magnesio; y es bueno para las personas que han de seguir una dieta para perder peso, a pesar de su contenido en azúcar, pues gracias a la fibra es saciante, lo que también evita el hambre emocional.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?