Salud

¿Por qué se cae el pelo en esta época del año?

Ignacio Casanueva

Martes 9 de junio de 2020

2 minutos

Dieta, estrés, genes... son factores que alteran el ciclo vital del cabello

¿Por qué se cae el pelo en esta época del año?

Por lo general asociamos más la caída del cabello al otoño, pero no es de extrañar que en primavera también veamos más pelos en la toalla o el peine. En esta época del año igualmente es normal que la caída del pelo, y tiene una explicación.

Si prestamos atención a nuestro cabello, veremos que estas caídas se repiten cada año, y es que el pelo tiene un proceso de renovación, normalmente de 3 meses, en los que se cae y crece hasta recuperar de nuevo el volumen perdido. Por ejemplo, de cada 100 pelos, entre 12 y 15 siempre estarán el proceso de cambio.  En primavera y en otoño se producen los cambios de ciclo biológico: hay cambios de hora de luz natural que afectan al organismo.

¿Son ciertos los argumentos que defienden que es mejor no dormir con el pelo mojado?

Es imposible contar todos los cabellos, pero fijándonos en los que quedan en nuestro peine o en la ducha, podremos ver si es una cantidad normal o excesiva. Si fuera esta segunda opción, acudir a un especialista será lo más recomendable ya que nos realizará un tricograma, es decir, examinará con un microscopio las raíces de una muestra de cabellos para comprobar si hay más pelos en fase de crecimiento o cayendo.

Hay muchas razones por las que se puede acelerar el proceso de caída del cabello: estrés, fatiga, agresiones externas (un champú erróneo), factores hormonales, etc. Estas son las más comunes:

  • Dieta desequilibrada: Los minerales como el hierro y el zinc están estrechamente relacionados con el cuero cabelludo, así como la vitamina B.
  • Dormir poco o mal. El crecimiento del pelo ocurre más de noche, por lo que los trastornos del sueño interrumpen este proceso y aumentan la caída.
  • Hereditaria. En este caso hablaríamos de alopecia androgenética. Es la más típica en hombres, pero puede darse también en las mujeres, sobre todo la pérdida de cabello en la zona de la frente. La caída es bastante rápida, así que conviene acudir al especialista y seguir un tratamiento cuanto antes.
  • Ansiedad y estrés. Padecer estas situaciones durante mucho tiempo alteran las fases del cabello saltando de la de crecimiento a la de caída.
  • Enfermedades. Anemia, hipotiroidismo y diabetes, etc. son alguno de los trastornos que pueden debilitar el pelo, incluso aunque se sigan los tratamientos.
  • Medicamentos. La pérdida de cabello es un efecto secundario de algunos fármacos antidepresivos, contra la hipertensión y el colesterol o también después de dejar de tomar anticonceptivos orales.
  • Menopausia. Durante esta etapa se reduce la cantidad y el grosor del pelo porque disminuyen los estrógenos. Además, la cantidad de cabello disminuye a medida que envejecemos.

Junto a estos factores, existen otros que nos ayudarán a frenar esta caída, o a ayudar a que la recuperación de pelo sea antes o con las características que buscamos. Champús y lociones anticaida, cosméticos enriquecidos con vitaminas y minerales. Eso sí, si la caída es abundante o se alarga, acude antes al médico, ya que lo primero es averiguar el motivo y ponerle remedio.

0

No hay comentarios ¿Te animas?