Cuídate

Apunta estos consejos para pasar un saludable día en la playa

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Miércoles 26 de junio de 2019

2 minutos

Nada de estar al sol en las horas centrales del día y cuidado con las zonas de baño peligrosas

Viajes del Imserso: Entre la alarma y la tranquilidad

No hay nada como pasar un estupendo día al borde del mar. Pero incluso cuando estemos relajados en la playa, no debemos olvidar algunas recomendaciones que harán que nuestra jornada marinera sea de lo más saludable, con lo que evitaremos contratiempos que nos amarguen ese día de relax. 

Cuidado con el sol

Es la primera máxima cuando vamos a la playa. Broncearse sí, pero con cabeza. Por eso es importante proteger nuestra piel con cremas adecuadas y hacer lo mismo con la cabeza y los ojos. Evita estar demasiado tiempo al sol y cobíjate cada cierto tiempo bajo una sombrilla. Lo mejor es que en las horas centrales del día, cuando más aprieta el calor (de 12:00 a 16:00 horas), dejes por un rato la playa y estés en un lugar fresco comiendo.

Comida fresca y ligera

Comer cerca del mar es una de las mejores sensaciones del verano. Puedes hacerlo en los chiringuitos que hay en la costa o llevarte tu propia comida de casa. Si eres de los que prefieres un picnic playero, no olvides llevar platos frescos y ligeros: ensaladas, fruta, aperitivos saludables y, por supuesto, mucha agua para estar continuamente hidratado. Nada de comidas copiosas con mucha grasa y abundancia de alcohol. 

Toda la comida debe ir en sus recipientes correspondientes y adecuados, para que el calor no estropee los alimentos. Y después de comer, no te olvides de recoger toda la basura y los desperdicios de la comida

Consejos para pasar un saludable día en la playa

Aprovecha y practica algo de ejercicio

Esas horas junto al mar son estupendas para tomar un poco el sol, leer o jugar a hacer castillos de arena con los más pequeños de la casa. Pero también para hacer algo de actividad física y beneficiarte del aire puro que te da la brisa del mar. No es necesario que te pongas a correr por la arena, con nadar un poco, dar un agradable paseo por la orilla o jugar a las palas será suficiente para ejercitar el cuerpo. 

¿Cuándo y dónde bañarte?

Antes de meterte en el agua, fíjate en el color de las banderas que haya en ese momento y respeta siempre las indicaciones sobre el baño que te den los socorristas. Además, evita zonas demasiado rocosas donde podrías hacerte daño o donde haya corrientes de agua que podrían poner en serio peligro tu vida. 

Lo más recomendable es entrar poco a poco en el agua para evitar ese cambio brusco de temperatura que puede generar molestias. Y es que no es cierto eso de que tengas que esperar dos horas para hacer la digestión. El problema de esos mareos o vómitos hace referencia a ese choque térmico, de ahí lo de entrar con cuidado y mojando poco a poco las partes de tu cuerpo. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?