Deporte para mayores

Qué precauciones deben tener las personas mayores practicando deporte en verano

Marco Herrera

Foto: BigStock

Jueves 11 de julio de 2019

2 minutos

Los mayores son más vulnerables a los efectos dañinos del calor, al no adaptarse igual sus cuerpos

Deporte en verano

Con la llegada del verano, es bueno recordar a las personas mayores que pueden seguir llevando a cabo actividades físicas, pero también que tomen medidas para evitar la deshidratación, los golpes de calor, el agotamiento, los desmayos o los mareos. Las personas mayores son mucho más vulnerables a los efectos dañinos del calor, ya que sus cuerpos no se ajustan tan bien a los cambios repentinos de temperatura, recuerda la Organización Mundial de la Salud (@opsoms).

Algunas afecciones médicas crónicas y los medicamentos recetados pueden afectar la capacidad del cuerpo para reaccionar de manera eficiente al aumento de la temperatura, señalan. Los siguientes son algunos consejos para que las personas mayores puedan combatir el calor mientras hacen deporte.

Mantente hidratado 

Se recomienda que todos los deportistas consuman aún más líquidos en verano pero especialmente a los mayores de 65 años. Los mayores también pierden la capacidad de conservar el agua a medida que envejecen, lo que hace más peligrosa la práctica de deporte a altas temperaturas para ellos.

Vestir apropiadamente

La ropa holgada y de colores claros te mantendrá fresco y no absorberá tanto calor del sol. Es mejor usar telas transpirables, como el algodón, para ayudar a regular la temperatura. Las gafas de sol mantendrán los rayos del sol fuera de su cara y ojos.

Usar protector solar

Esto es especialmente pertinente para las personas mayores, ya que muchos medicamentos recetados hacen que su piel sea más sensible al sol. La aplicación de un protector solar de amplio espectro te ayudará a evitar las quemaduras solares.

Vigilar el ritmo cardiaco de los mayores al hacer deporte en verano

 

Mantente alejado del sol

Comprueba el pronóstico y evita el tiempo prolongado bajo el sol, especialmente en los días en que la temperatura alcanza los 30 grados o más. Trata de planificar cualquier actividad al aire libre temprano en la mañana o en las horas del atardecer, después de que se ponga el sol.

Practica en lugares frescos

Busca actividades en lugares frescos o con aire acondicionado. Actividades como el yoga, pilates, el tenis de mesa o simplemente andar por una cinta en lugar de hacerlo por la calle, hacen que puedes llevar a cabo actividades físicas en verano sin ponerte demasiado en riesgo por las altas temperaturas.

Aclimátate

Empieza de 10 a 14 días antes y aumenta gradualmente el entrenamiento con el calor para prepararte así para la primera práctica completa. Del mismo modo, trabaja para mejorar tu condición cardiovascular en los meses previos al comienzo del verano para preparar mejor tu cuerpo para las altas temperaturas.

Descansa más frecuentemente

Unos 20 minutos de descanso por cada hora de práctica deportiva es un intervalo conveniente con las temperaturas altas. Trate de tomar descansos en la sombra si es posible.

0

No hay comentarios ¿Te animas?