Deporte para mayores

¿Cómo prevenir con ejercicios las lesiones de gemelos en personas mayores?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Domingo 28 de julio de 2019

2 minutos

Resulta esencial estirar bien la parte posterior de la pierna para no tener desgarros o calambres

Ejercicios para prevenir las lesiones de gemelos en mayores

Si eres corredor habitual, juegas al tenis o al baloncesto, por poner solo unos ejemplos, puede que hayas sufrido en alguna que otra ocasión una lesión en el gemelo. Así, por ese esfuerzo que se hace son habituales las contracturas, distensiones, tirones, calambres o desgarros. Pero esta afección en los gemelos no solo aparece en aquellos que practican alguna actividad física, sino que puede darse también en personas sedentarias que se hacen daño al hacer movimientos a los que no están acostumbrados. 

Estirar es la base para prevenir cualquier tipo de lesión en nuestro cuerpo cuando nos animamos a hacer deporte, o llevamos una vida poco activa, y especialmente importante si hablamos de personas mayores. De no hacerlo, nos podemos encontrar con esas patologías musculares antes descritas que se pueden tratar posteriormente con rehabilitación en forma de masajes o con aplicación de calor en la zona. Sin embargo, mejor prevenir que curar. 

Lesiones en los gemelos ¿cómo prevenirlas en las personas mayores?

Ejercicios para prevenir este tipo de lesiones

Para evitar este tipo de lesiones en los gemelos, existen una serie de ejercicios y movimientos que deben acompañar a la práctica de actividad física. Toma nota. 

  • El primer ejercicio es todo un clásico. Apoyados en una pared, estiramos la pierna derecha hacia atrás con la planta del pie apoyada sobre el suelo. A continuación, llevamos el cuerpo hacia adelante notando cómo se estira el gemelo con mucho cuidado de excedernos y lograr justo lo contrario, que nos duela demasiado y nos lesionemos de verdad. Hacemos el mismo movimiento con la pierna izquierda. 
  • Otro estiramiento de gemelo consiste en colocarnos de rodillas en el suelo. Estiramos una pierna hacia adelante y colocamos el talón apoyado en el sueño. Ayúdate de una banda elástica para "agarrar ese pie" y estirar toda la parte posterior de la pierna. Aguanta unos segundos y repite con la otra pierna. 
  • De pie y con las piernas separadas, nos ponemos de puntillas aguantando en esa posición durante 10 segundos y bajamos a la posición inicial. Repetimos este mismo movimiento una decena de veces.
  • También de pie, separamos un poco las piernas y subimos los dedos de un pie sin llegar a despegar el talón del suelo. Aguantamos ese estiramiento y relajamos. Repetiremos ese mismo movimiento 10 veces con cada pie. 
 
0

No hay comentarios ¿Te animas?