Mayores

Día Internacional de la Tartamudez: cómo se trata en las personas mayores

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 22 de octubre de 2019

2 minutos

Algunas personas mayores aún experimentan este trastorno debido a un tratamiento inadecuado

Día Internacional de la Tartamudez

Tal y como explican desde la Fundación Española de la Tartamudez (@Fundacion_TTM), estamos ante “un trastorno de la comunicación (no un trastorno del lenguaje) que se caracteriza por interrupciones involuntarias del habla acompañadas de tensión muscular en cara y cuello, miedo y estrés. Ellas son la expresión visible de la interacción de determinados factores orgánicos, psicológicos y sociales que determinan y orientan en el individuo la conformación de un ser, un hacer y un sentir con características propias”.

En este sentido, alrededor de 500.000 personas padecen este trastorno en España y más de 72 millones en todo el mundo, afectando igualmente tanto a niños como a mayores, en este último caso debido a un tratamiento inadecuado, según dicha asociación.

Por este motivo, cada 22 de octubre se celebra el Día Internacional de la Tartamudez, que tiene como objetivo erradicar la discriminación social que todavía persiste hacia las personas que tartamudean, así como promover oportunidades que les permitan alcanzar sus sueños y aspiraciones. Bajo esta premisa, ¿cómo pueden las personas mayores aliviar su impacto?

Hombre preocupado

La importancia de corregirla a tiempo

También conocida como disfemia, espasmofemia o disfluencia en el habla, la tartamudez suele aparecer en la infancia, entre los dos y los cinco años. Afortunadamente, con el tratamiento adecuado, al final solo uno de cada veinte niños acaba tartamudeando y muchos de ellos lo superan antes de la adolescencia. Sin embargo, si se pasa por alto o se retrasa demasiado dicho tratamiento, la tartamudez puede acabar acompañando al paciente durante toda su vida. Algo que ocurre a algunas personas mayores en la actualidad.

No obstante, estas no son las únicas causas que pueden estar detrás de la tartamudez en adultos mayores. También puede estar motivada por una anomalía genética, un accidente cerebrovascular, algunos traumas emocionales, un estrés extremo, infecciones en el cerebro (como la encefalitis o la meningitis, por ejemplo) o incluso por un efecto secundario del consumo de algunos fármacos o drogas.

Sea cual sea la razón, lo más importante es que el paciente comience un tratamiento para rebajar los síntomas. Además de determinar inicialmente el origen del problema, lo normal es comenzar una terapia con un psicólogo o profesional del lenguaje, conocido como logopeda. En cambio, si se debe a una enfermedad o afección física, lo más probable es que debas seguir un tratamiento farmacológico, siendo tu médico de cabecera o especialista el único que puede indicarlo.

Si finalmente debes seguir una terapia psicológica y del lenguaje, estas incluirán ejercicios para aumentar tu autoestima y confianza y ejercicios de relajación para disminuir la ansiedad que a veces provoca este trastorno. El médico también puede recomendarte que asistas a grupos de autoayuda para que compartas tus vivencias con otros pacientes en tu misma situación. Sin embargo, lo más importante es que comiences el tratamiento cuanto antes, que tengas paciencia y que te apoyes en tus familiares y amigos para sobrellevar mejor este proceso.

0

No hay comentarios ¿Te animas?