Medicina preventiva

¿Qué riesgos tiene para una persona mayor un nivel bajo de sodio en la sangre?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Domingo 26 de enero de 2020

1 minuto

El principal síntoma de esta afección es un estado de confusión o aletargamiento

¿Qué riesgos tiene para una persona mayor tener bajo el nivel de sodio en la sangre?
Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Domingo 26 de enero de 2020

1 minuto

Puede que en una consulta rutinaria, el médico te diga que tienes bajo el nivel de sodio en sangre. Lo normal es que para un adulto el valor normal se encuentre entre 136 y 145 mEq/L. ¿Qué significa esto? ¿Es grave? ¿Cómo se trata? Preguntas todas ellas que seguramente harás al especialista en relación a las causas de esta afección y cuáles son las consecuencias más comunes para la salud de tu organismo.

Hiponatremia

Este es el nombre exacto que recibe el nivel reducido de sodio en sangre, o bien cuando ese flujo sanguíneo presenta una elevada cantidad de agua. Una situación que no es raro que se produzca, sobre todo si eres una persona mayor que lleva mucho tiempo hospitalizada o tomas una medicación por una patología concreta, como es el caso de los diuréticos o los antidepresivos. También se ha comprobado que hay un mayor riesgo de tener estos valores sanguíneos alterados si se padece alguna dolencia renal o cardíaca, cáncer de pulmón u otras enfermedades que provoquen deshidratación, como una neumonía o una infección urinaria. 

Como consecuencia de esta alteración de la salud, puede ser normal que muestres cierto letargo, cansancio y confusión. Son las señales más evidentes que ponen de manifiesto esa hiponatremia, pero también hay otros síntomas que debes tener en cuenta para ir cuanto antes al médico.

  • Una pérdida de peso sin un motivo concreto.
  • Ir con más frecuencia al baño para orinar y notar dolor al hacerlo.
  • Tener bajos los niveles de azúcar en sangre a veces implica temblores y una sudoración anormal. 
  • Una sensación de falta de aire y opresión en el pecho. Esta sintomatología puede venir acompañada de unas palpitaciones muy rápidas del corazón. 

Al notar todas estas evidencias, lo mejor es acudir a una consulta para una revisión completa de tu salud. Y es que si los valores de sodio son más bajos de lo normal, hay que controlarlos y regularlos. En los casos más graves, la hiponatremia está detrás de la aparición de convulsiones que pueden derivar en un estado de coma y, en los peores pronósticos, la muerte.

¿Qué riesgos tiene para una persona mayor tener bajo el nivel de sodio en la sangre?

¿Qué hacer entonces?

En estos casos, lo mejor es seguir las indicaciones prescritas por tu médico para elevar los parámetros. En los casos más llamativos, cuando esos niveles están muy por debajo de lo que sería considerado normal, el especialista incluso puede recomendarte que reduzcas tu consumo de agua.

Además, otro de los consejos es evitar tomar todo aquello que lleve cafeína y alcohol, ya que en estos casos pueden causar trastornos electrolíticos. Unas pautas que, en algunos casos, pueden venir acompañadas de la prescripción de fármacos para "corregir" esos niveles en la sangre. Por ejemplo, la administración por vía intravenosa de una solución de sodio, un diurético que favorezca la eliminación de líquido o ambos a la vez. 

Por último, no está de más si en tu dieta semanal incluyes aquellos alimentos que pueden ayudarte en este sentido: la piña, las fresas, las alcachofas o los rábanos son algunos de ellos.

¿Qué riesgos tiene para una persona mayor tener bajo el nivel de sodio en la sangre?

¿Y si ocurre lo contrario?

En este caso, recibe el nombre de hipernatremia y se da cuando ese electrolito, el sodio, está muy por encima de lo que podría ser considerado como adecuado. Una situación provocada, sobre todo, por una deshidratación o pérdida de líquidos, cuando no se bebe agua suficiente o como consecuencia de los efectos secundarios de algunos medicamentos, como los que se recetan para disminuir la presión sanguínea. Pero, además, ciertas enfermedades y hábitos, como la diabetes una ingesta abusiva de sal, pueden también estar detrás de esta patología. 

Cuando esto sucede, los síntomas no distan mucho de lo te sucede en un caso de hiponatremia, sobre todo en lo referente a los mareos, los vómitos o la diarrea continuada en el tiempo. Para evitar todo esto, el médico te aconsejará que, sobre todo, te mantengas bien hidratado y bebas, salvo que se te indique lo contrario, un par de litros de agua cada día, como mínimo. Y es que hacerlo es clave para asegurar tu salud:

  • El agua es un nutriente esencial que también encuentras en alimentos y bebidas de tu dieta diaria. Pero lo verdaderamente importante es que cumple funciones esenciales en tu organismo, como la eliminación de toxinas y desechos, la regulación de la temperatura corporal o actuando con su poder lubricante. 
  • Estar deshidratado hace que se vean afectadas las habilidades cognitivas, el estado de ánimo, la atención o la coordinación motora.
Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?