Salud

Qué es la procrastinación y cómo superarla

Rosa Roch

Foto: BigStock

Miércoles 9 de diciembre de 2020

1 minuto

Decálogo para evitar la procrastinación y ser más productivo, también en casa

Qué es la procrastinación y cómo superarla
Rosa Roch

Foto: BigStock

Miércoles 9 de diciembre de 2020

1 minuto

Procrastinar es diferir o aplazar una tarea para más adelante, postergar alguna cosa que has de realizar para llevarla a cabo en otro momento. Se suelen procrastinar aquellas tareas que nos parecen difíciles, unas veces, o aburridas, otras; prefiriendo realizar aquellas que nos parecen más agradables, fáciles o amenas. Hasta aquí es lógico y fácil de entender; no obstante, el hecho de procrastinar puede llevar consigo un sentimiento de culpa y en ocasiones desencadenar un estado de ansiedad y estrés.

Hay personas más propensas a la procrastinación que otras y, si no se pone freno cuanto antes, puede resultar complicado eliminar este hábito.

En la procrastinación intervienen dos factores. Por una lado, ante una tarea que nos parece aburrida o es nueva y por lo tanto no sabemos cómo resultará, el cerebro busca una “gratificación”. Al aplazar dicha tarea lo que hacemos es evitar la obligación y reemplazarla por una que nos apetezca más hacer. El cerebro prioriza lo que le parece cómodo o fácil. Por otro lado, nuestro cerebro es optimista sobre nuestro futuro y nos hace pensar que, aunque aplacemos una tarea, tendremos tiempo suficiente para realizarla más tarde, al día siguiente, o que más adelante, si es difícil, estaremos en mejores condiciones para llevarla a cabo. Es una manera de autoengañarse.

 

Qué es la procrastinación y cómo superarla

¿Cómo evitar a procrastinación?

Si tienes tendencia a aplazar las cosas y te has dado cuenta de que no sirve de nada, estas reglas te ayudarán a mantenerte firme y no procrastinar.

1-Regla de los dos minutos

Está basado en el método de productividad GTD (getting things done, resolviendo las cosas) de David Allen (@gtdguy), experto en productividad y viene a decir que, si la tarea en cuestión te lleva menos de dos minutos hacerla, es mejor que la hagas, así te la quitas de encima.

2- Método de los cinco minutos

Relacionada en el Método Kaizen para mejorar un poco cada día. Se trata de pequeñas acciones que generan nuevos hábitos. Ante una tarea que te resulte pesada, ponle una fecha límite para hacerla y si es larga de ejecutar prueba a empezar a hacerla durante cinco minutos. Realizar esa tarea durante cinco minutos evitará que te cause ansiedad tanto por hacerla como por no hacerla; además, en ocasiones, empezar a hacerla ya es un pie para engancharte y continuar con esa tarea. A veces lo difícil es empezar.

3- Estrategia de la cuenta atrás

Frente a una tarea que no nos apetece hacer, el cerebro envía mensajes negativos que nos frenan aún más. Una manera de romper esos pensamientos y ponerse en movimiento es hacer una cuenta atrás, de cinco a cero y al llegar a cero emprender la tarea.

4- Utilizar un verbo de acción en su forma presente

Cambiar el “Mañana lo haré”, el “ya lo haré” por “hoy lo hago” o “lo hago antes de…”

5.- Delimitar el tiempo para esa tarea

Poner una fecha límite para finalizar y marcar el tiempo que le vas a dedicar. Cuando estamos bajo presión nuestro cerebro está más concentrado y genera más adrenalina. Marcar el tiempo es una manera de estimularse.

Qué es la procrastinación y cómo superarla

6.- Gestionar la energía

Uno mismo es el que mejor se conoce y sabe qué momento del día tiene más energía para realizar cada tarea. Aprovecha el mejor momento del día para hacer las cosas que más te cuestan y ten también en cuenta la energía que gastarás. Piensa también en tu estado emocional. Si te sientes bien, también te sentirás más capaz para desempeñar una tarea.

7- Empieza por lo más difícil

Es una manera que quitarse el muerto de encima. Cuanto antes empieces con aquello que te da pereza o te cansa, antes acabarás y no tendrás que preocuparte más.

8.- Evita distracciones y entrena la atención focalizada

Se trata de evitar la multitarea, centrarse en una única cosa. Para ello, el mindfulness es una técnica excelente que te ayuda a entrenar la atención. Como decíamos al principio, cuando se realiza un trabajo que representa una dificultad o un esfuerzo, el cerebro busca constantemente pequeñas recompensas que pueden venir en forma de distracciones. Para focalizar la atención se puede usar el Método Pomodoro que consiste en marcar unos avisos cada 25 minutos (tiempo máximo que se considera que el cerebro puede mantener la atención) y hacer un descanso de cinco minutos. Cuando has realizado cuatro tandas de 25 minutos, se puede hacer un descanso algo más largo. Es un método excelente cuando es necesario prestar máxima atención a una cosa.

Qué es la procrastinación y cómo superarla

9.- Evitar ser perfeccionista

Hay veces que no es necesario que las cosas estén perfectas, basta con que estén bien hechas.  Buscar la perfección puede impedir acabar una tarea, alargar el tiempo al hacerla o, según lo que sea, no llegue a apreciarse ese punto de excelencia. No se trata de hacer las cosas mal, sino de acabarlas y acabarlas bien

10.- Antes de empezar, divide las tareas y planifica cada etapa del trabajo

En función de lo que te lleves entre manos, si se trata de una trabajo que te llevará tiempo, lo mejor es dividirlo en fases y guardar un rato cada día para hacerlas. Se trata de marcarte unas metas alcanzables, que no te generen ansiedad, sino que la eviten.

0

No hay comentarios ¿Te animas?