Sociedad

La T4 del Aeropuerto Madrid-Barajas, una de las mejores obras de arquitectura del siglo XXI

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Viernes 18 de octubre de 2019

3 minutos

La terminal fue construida en 2006 por los arquitectos Richard Rogers y Estudio Lamela

T4 del Aeropuerto Madrid-Barajas
Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Viernes 18 de octubre de 2019

3 minutos

Desde su construcción en el año 2006, la Terminal 4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas ha acogido a millones de viajeros de todo el mundo, contribuyendo a que se convierta en el primer aeropuerto español por tráfico de pasajeros, el quinto de Europa y el vigésimo cuarto del mundo. Sin embargo, ahora ha recibido un reconocimiento muy distinto, que alaba igualmente su impecable trayectoria.

Y es que el periódico británico The Guardian ha publicado una selección de las mejores obras de arquitectura del siglo XXI, en la que podemos encontrar este espacio que ya ha sido premiado en el pasado por su diseño y distribución. De hecho, el mismo año de su inauguración, recibió el galardon RIBA Stirling del Royal Institute of British Architects, así como el mejor proyecto de ingeniería 2005 por el Instituto de la Ingeniería de España o el Internacional RIBA European Awards 2006.

Terminal 4 del Aeropuerto Madrid-Barajas

Un aeropuerto del que no quieres escapar

Los techos de bambú ondulantes, las columnas de colores y las claraboyas que aportan una luminosidad extra al espacio son solo algunos de los elementos que han fascinado a los expertos británicos que han elaborado esta clasificación, y que han definido el aeropuerto como un lugar "del que no quieres escapar", algo que no suele ocurrir en la mayoría de estas instalaciones.

Por estos y otros motivos, la Terminal 4 ocupa el puesto 18 en la lista y está rodeada de otras grandes edificaciones como el Estadio Nacional de Pekín, la Filarmónica de Hamburgo, la Casa da Música de Oporto o el parque High Line de Nueva York. En cambio, el podio lo ocupan el Neues Museum de Berlín, el Grand Parc de Burdeos y, en el primer puesto, el Tate Modern de Londres, uno de los museos más importantes del mundo, ubicado en una antigua central eléctrica.

Sin embargo, el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas no es el único edificio español que forma parte de esta lista. Aunque muchas personas no hayan oído hablar nunca de ella, la Sala Beckett (@salabeckett) de Barcelona disfruta de un merecidísimo decimotercer puesto. En este caso, se trata de un teatro y centro de investigación y pedagogía centrado en la dramaturgia, dispuesto en un edificio abandonado donde antes se encontraba la antigua Cooperativa Paz y Justicia. Un lugar que a pesar de su estado sigue guardando una gran historia.