Sociedad

Multas del verano 2021: ¿está prohibido conducir en chanclas? ¿Y apoyar el codo en la ventanilla?

Marta Vicente

Martes 8 de junio de 2021

8 minutos

Estas son las nuevas sanciones y las infracciones más comunes en esta época del año

Multas que te pueden poner en verano: por conducir en chanclas o ir sin camiseta
Marta Vicente

Martes 8 de junio de 2021

8 minutos

Conducir en verano nos hace relajarnos en exceso a los conductores y nos olvidamos que ciertas actitudes que vemos como normales pueden poner en peligro nuestra conducción y acarrear una sanción. 

Incluso, este verano habrá cambios importantes en la actual normativa sobre la Dirección General de Tráfico (@DGTes). Os explicamos estas novedades junto con las infracciones más comunes en esta época del año.

La nueva ITV y hablar por el manos libres

Nueva ITV: El pasado 1 de junio entró en vigor la nueva normativa de la inspección técnica de los vehículos (ITV) incorporando diferentes novedades que hacen más estricta la prueba y que sirven para adaptarla al Brexit, según informó Europa Press.

Junto a los cambios en la inspección, estas son las nuevas sanciones relacionadas con la ITV:

  • Caducada: 200 euros de multa. 
  • Desfavorable: si no superas la inspección, tienes un plazo de 2 meses para reparar los defectos. Si no acudes en ese periodo de tiempo o te 'cazan' circulando con la ITV desfavorable –solo está permitido ir al taller o a la inspección– la sanción es de 200 euros.
  • Negativa: cuando los desperfectos son tan graves que no se permite abandonar la estación por medios propios, supone una multa de 500 euros.

Hablar por teléfono con el manos libres: Las distracciones son la primera causa de los accidentes en las carreteras de nuestro país. Es por esto que el uso del teléfono móvil al volante está en el punto de mira. Este verano está previsto que entre en vigor una nueva ley que te puede multar por hablar a través del manos libres.

Esta sanción conllevará a la pérdida de tres puntos del carné y una multa de 200 euros. Es una medida un tanto cuestionable, debido a que ya han surgido las dudas con respecto a la misma: ¿Cuándo se considera hablar por el manos libres una distracción? Y, sobre todo, ¿cómo se demuestra que el conductor lo estaba utilizando?

Las multas más comunes en verano

Por otro lado, están las multas estivales. Muchos conductores piensan que determinados comportamientos al volante no son verdad y, en realidad, les pueden salir muy caros. Estas son las sanciones más habituales que se dan en verano:

Conducir con chanclas

Aunque no es lo más cómodo, ni lo más seguro puesto que no tiene apenas sujeción y puede enredarse con los pedales, conducir con chanclas es demasiado habitual en zonas de playa. Un gran número de personas creen que es un mito, pero lo cierto es que utilizar este tipo de calzado, o incluso conducir descalzo, puede acarrear una sanción. No está específicamente tipificado en el Reglamento General de Circulación, pero la interpretación de la normativa de los agentes de autoridad (Policía Local, Guardia Civil o políticas autonómicas) puede hacer que la multa sea segura. Así lo comunicó la Guardia Civil en su cuenta de Twitter:

 

 

Conducir sin camiseta

Como ocurre con las chanclas, no es la forma más cómoda, pero conducir con el pecho al descubierto puede provocarnos graves quemaduras y rozaduras con el cinturón de seguridad, o el airbag, en el caso de una frenada de emergencia o un accidente. Como es una actitud que puede dificultar la libertad de movimientos en la conducción tambiénes sancionable.

Comer o beber

El simple acto de comer o beber pueden ser interpretados como una distracción al volante y, por tanto, ser objeto de sanción. Atentos a esos viajes veraniegos en donde el copiloto nos pasa una botella de agua y bebemos. Esta actitud puede salirnos muy cara, con 200 euros de sanción y la pérdida de 2 puntos de nuestro carné de conducir. Mejor paramos el coche en una zona de seguridad o una estación de servicio y saciamos la sed.

Incluso, en noviembre de 2020, esta norma trajo polémica después de que un hombre recibiera una multa de 80 euros por comerse una magdalena mientras circulaba.

Si comemos o bebemos mientras conducimos pueden sancionarnos (bigstock)

Matrícula sucia o ilegible

En un trayecto por un camino de tierra en la montaña o si aparcamos en el parking de arena junto a la playa, no es difícil que las placas de matrícula de nuestro vehículo terminen manchadas. Pues, atentos: si el agente considera que la suciedad no permite ver de manera óptima los números y letras también nos puede caer una sanción, y en este caso de 200 euros.

Sacar el brazo por la ventanilla                                                                       

Aunque el famoso anuncio de un coche nos haya llevado a imitarlo alguna vez, nunca, bajo ninguna circunstancia, debemos sacar el brazo por la ventanilla o, incluso, apoyar el codo mientras conducimos. Otro vehículo que pase junto al nuestro puede hacerlo tan cerca que nos provoque lesiones graves. Además, esta posición nos obliga a tomar el volante con una sola mano, dificultando la conducción. Aquí, la sanción puede ser de 80 euros, aunque la DGT no lo recoja en su reglamento como una infracción, de nuevo, la interpretación del agente será la clave para determinar si ponemos el riesgo la seguridad vial y si debemos ser multados.

Conducir con el brazo fuera de la ventanilla te puede costar una multa de 80 euros (bigstock)

Arrojar por la ventanilla basura o cigarrillos

Además de una irresponsabilidad, el arrojar cualquier objeto por la ventanilla está prohibido. La multa es de 200 euros y la retirada de hasta 4 puntos del permiso de conducir. Si el objeto arrojado provoca un accidente o es el origen de un incendio, las sanciones pueden llevarnos a los juzgados e, incluso, a la cárcel.

Olvidar el permiso de circulación

En el trayecto entre el apartamento y la playa es muy común que carguemos el coche con todo lo imaginable y que, en cambio, se nos olvide la cartera. Pues si un agente te solicita la documentación y no llevas el permiso de circulación te puede sancionar con 10 euros.

Un faro fundido

Atención al mantenimiento del vehículo. Debemos comprobar todas las luces de nuestro vehículo puesto que por llevar un faro fundido pueden sancionarnos hasta con 200 euros. Sobre todo, hay que tener especial cuidado con la luz de la matrícula trasera. No solemos prestar atención y la multa es del mismo importe.

 

Sobre el autor:

Marta Vicente

Marta Vicente Carmona es Graduada en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y Máster de Marketing Digital y en Edición y Postproducción Digital. Es redactora especializada en temas de sociedad y salud y tiene experiencia como Community Manager.

… saber más sobre el autor