Sociedad

Curiosos objetos personales de famosos mayores que fueron subastados

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 23 de mayo de 2019

3 minutos

La venta de algunas de esas piezas se ha destinado para obtener dinero para causas sociales

Curiosos objetos personales de famosos ya mayores y que fueron subastados
Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 23 de mayo de 2019

3 minutos

Hay personas que haría lo que fuera por gastarse auténticas fortunas en tener un objeto personal de sus personajes famosos favoritos. Fetichismos aparte, lo cierto es que algunas de las casas de subastas más famosas del mundo han vendido pertenencias cuanto menos curiosas de cantantes, actrices y hasta reyes. Un dinero que, en ocasiones y pese a lo excéntrico de lo subastado, ha servido como donativo para causas sociales. 

Hoy, desde 65ymás, conocemos algunas piezas que en su día pertenecieron a personajes conocidos, todos ellos han superado los 65 años, y que se subastaron para alimentar las ansias coleccionistas de algunos de sus seguidores

¿Qué hacer con un mechón de pelo?

Tener en tu casa una parte del cuerpo de otra persona, por muy Mick Jagger (@MickJagger) que sea esa persona, para algunos puede resultar un tanto desagradable. Pero no para aquel comprador que se hizo con un mechón de pelo del irreverente cantante.

Curiosidades aparte, lo mejor de esta historia es que el dinero recaudado fue a parar a la fundación Changing Faces (@FaceEquality), que ayuda a personas que padecen alguna deformación facial.

Objetos curiosos de famosos que fueron subastados

Para muchos, el nombre de Bernard Madoff es el nombre del mayor estafador de la historia. Hasta que se destapó el secreto de su fraude fiscal, fueron sus propios hijos los que al descubrir la verdad le entregaron a la policía, este inversor de Wall Street vivió una vida de lujo y ostentaciones. Y muchos de esos caros objetos no le servirían de nada una vez entrara en prisión. Así, se vendieron desde relojes o pulseras a las zapatillas bordadas que usaba Madoff para andar cómodamente por casa. 

La tarta de bodas subastada

Pero para extraño lo que se ha subastado durante años e incluso podía adquirirse en Internet. No sabemos si todavía queda algún que otro trozo. Hablamos de la tarta de bodas del enlace en el año 1981 entre Lady Di y el Príncipe Carlos (@ClarenceHouse), y que como es lógico ya no se encuentra en buen estado para poder comerse un pedazo. 

Una cifra cercana a los 800 euros fue el precio de salida para este trozo de una impresionante tarta de más de un metro de altura, cinco pisos y un peso de 100 kilos.