Cómo

Si quieres animarte a preparar un plato griego, empieza con esta musaka

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 29 de julio de 2019

2 minutos

Las berenjenas y la carne picada son la base de esta típica receta mediterránea

Si quieres animarte a preparar un plato griego, anímate con esta Musaka

A simple vista, este plato puede parecer una lasaña italiana de verduras y carne. Sin embargo, esta receta tiene el sello inconfundible de la mejor gastronomía griega. A continuación preparamos una estupenda musaka o moussaka griega y estos son los pasos para que puedas hacerla en casa un fin de semana, en algo más de una hora, e invitar a toda la familia. 

Antes de comenzar, hagamos un repaso de los ingredientes que necesitaremos para unas 6 personas: un par de cebollas, 4 dientes de ajo, medio kilo de carne de ternera picada, 1 kilo de berenjenas, aceite de oliva virgen extra, un par de tomates hermosos, canela molida, menta fresca, perejil picado, vino blanco, bechamel ya preparada, queso rallado, sal y pimienta. 

¿Todo listo? Comenzamos la receta

Empezamos cortando las berenjenas en rodajas, no demasiado finas ya que podrían romperse al hacerlas en la sartén, y las vamos colocando sobre un recipiente. Una vez hecho esto, añadimos sal por encima. Nuestra recomendación es dejarlas reposar algo más de media hora para que, al soltar el agua, no amarguen tanto al gusto a la hora de comerlas. A continuación, las escurrimos con un papel absorbente y las echamos a una sartén con aceite caliente. 

No pierdas de vista las berenjenas y sácalas cuando ya estén doradas sobre otro papel absorbente para quitarle el exceso de aceite. Las dejamos reservadas mientras escaldamos los tomates, les quitamos la piel y los cortamos en trozos. También es el momento de picar las cebollas, los dientes de ajo y de añadir sal y pimienta al gusto sobre la carne. 

Vamos dando forma a nuestra musaka griega

Con todas las preparaciones previas listas, pochamos el ajo y la cebolla en una sartén y añadimos la carne para que se vaya haciendo, así como el perejil picado, la menta y una cucharada de canela molida. Cuando veamos que la carne está casi hecha añadimos el tomate y el vino blanco y dejamos reducir unos 15 minutos. 

Si has seguido bien los pasos hasta este punto, ahora es el turno de precalentar el horno a algo menos de 200º C​ mientras empezamos a montar la estructura final de nuestro plato: berenjenas en la base de la fuente, otra capa de la carne mezclada con el resto de ingredientes y bechamel por encima. Repetimos estas mismas capas una vez más hasta tener dos pisos.

La parte final es una abundante capa de bechamel y queso rallado para gratinar. Metemos al horno durante 25 minutos (los últimos 5 minutos solo con la opción para gratinar) y tendremos hecho nuestro primer plato griego.  

0

No hay comentarios ¿Te animas?