Corazón

La figura de Rocío Carrasco, ¿a la sombra de su madre?

Victoria Herrero

Foto: Europa Press

Viernes 21 de febrero de 2020

3 minutos

Desde hace años no mantiene relación con parte de su familia materna, sus hijos o su ex marido

La figura de Rocío Carrasco a la sombra de su madre: su vida, polémicas familiares...

Es la hija de una de las grandes artistas de este país, Rocío Jurado. Pese a compartir nombre con su progenitora, Rocío Carrasco no siguió su camino en la música y ha tenido una vida que siempre ha estado bajo la sombra alargada de su madre. Un recorrido vital que hoy recordamos y que no ha sido nada fácil debido a las polémicas familiares surgidas después del fallecimiento de la cantante, el 1 de junio del año 2006

Una vida mostrada a los medios desde niña

Rocío Carrasco es la única hija del matrimonio entre Rocío Jurado y el ex campeón de boxeo Pedro Carrasco. Nació a finales del mes de abril del año 1977 y, como ha confesado en más de una ocasión, fue una niña feliz que siempre tuvo todo lo que quiso. Sobre todo por parte de su padre, para el que era su ojito derecho.

Tras la separación de la pareja en el año 1989, la pequeña se quedó con su madre. Sin embargo, poco estuvo en la casa familiar, ya que cumplidos los 18 años se independizó y se marchó a vivir con su novio Antonio David Flores que, por entonces, era un joven y desconocido guardia civil. Una decisión que no gustó del todo a sus progenitories, que consideraban que todavía era demasiado joven para empezar una relación de forma tan seria.

Sin embargo, la decisión de los dos enamorados era firme y, en apenas un año, se daban el sí quiero en la finca familiar Yerbabuena. Un enlace que fue todo un acontecimiento social para la crónica rosa de la época. Fruto del matrimonio nacieron, al poco tiempo, sus dos hijos: Rocío, siguiendo la tradición de las mujeres de la familia, y David. 

La figura de Rocío Carrasco a la sombra de su madre: su vida, polémicas familiares...

Nada hacía presagiar entonces que el matrimonio no acabaría de forma amistosa varios años después. Mientras duró la felicidad en la casa, Antonio David seguía con su trabajo como funcionario, mientras su mujer comenzaba con sus incursiones en el mundo de moda y la televisión con María Teresa Campos, a la que considera su segunda madre. Quería labrarse un futuro profesional como modelo y presentadora

En el año 1999, sin embargo, comenzaría el declive de la pareja. Así, lo que en un principio iba a ser un divorcio pacífico por el bien de los niños, se convirtió pronto en un cruento enfrentamiento por medio de abogados, denuncias, revistas y platós de televisión. Ya no había marcha atrás para una posible relación cordial entre ambos.

Una mala situación que se sumó al aparatoso accidente de tráfico que tuvo en el año 2000 con su segunda pareja y actual marido, Fidel Albiac, que estuvo a punto de costarle la vida; así como al fallecimiento de su padre un año después por un ataque al corazón con solo 57 años. Pero había algo más. La relación con sus hijos, pese a tener la custodia compartida en un primer momento, iba de mal en peor, hasta tal punto que ambos decidieron irse a vivir con su padre a Málaga. Desde entonces, madre e hijos no han tenido contacto alguno, ni siquiera por teléfono. 

El distanciamiento con su familia materna

Tras luchar durante más de año y medio contra un cáncer de páncreas, la Rocío Jurado fallecío a los 61 años. Un duro golpe para Rocío Carrasco, que se quedaba huérfana. Pero la desaparición de "la más grande" no solo supuso la pérdida de la artista y una inmensa tristeza para sus más allegados. Fue el principio de la mala relación de su hija con el resto de su familia, a causa de la herencia que dejó la cantante. Un legado millonario a repartir entre sus hermanos, su viudo José Ortega Cano, los hijos que adoptó con el torero (José Fernando y Gloria Camila) y la propia Rocío Carrasco.

Conocemos su rostro y su nombre desde que nacio prácticamente. No en vano es la hija de una de las grandes artistas de este país, la inigulable Rocío Jurado. Pese a compartir nombre con su progenitora (y que se continuado en la figura de su propia hija) Rocío Carrasco no siguió en el mismo camino de la interpretación. Su vida siempre ha estado bajo la alargada sombra de su madre y no ha sido fácil; sobre todo desde que ella falleciera un 1 de junio del año 2006. Desde entonces, la vida de la hija de la cantante de copla no ha estado exenta de polémica por desavenencias familiares. No es un secreto que no mantiene relación con nadie de su familia materna.   Una vida mostrada a los medios desde la cuna Rocio Carrasco es la única hija del matrimonio que Rocío Jurado mantuvo con el ex campeón de boxeado Pedro Carrasco. Nació a finales del mes de abril del año 1977 y como ha confesado en más de una ocasión siempre ha sido una niña que ha tenido todo lo que ha querido en la vida. Sobre todo por parte de su padre de quien era su "ojito derecho". La separación del matrimonio se produjo en el verano del año 1989 y se quedó a vivir con su madre pese a los continuos viajes que por su profesión tenía que hacer Rocío Jurado.   Poco estuvo en la casa familiar ya que cumplidos los 18 años se independizó y se marchó a la localidad catalana de Argentona para vivir con su novio, Antonio David Flores que por entonces era un joven guardia civil. Una decisión que no gustó del todo a sus padres que consideraban que era demasiado joven para irse de casa con una pareja.  Sin embargo la decisión de una joven Rocío Carrasco era firme, tanto que apenas un año después se casó con su novio en la finca familiar de Yerbabuena. Ese enlace supuso todo un acontecimiento para la crónica social de entonces. Fruto de ese matrimonio nacieron dos hijos, Rocío (como su madre y su abuela) a finales del año 1996 y David dos años más tarde.   La figura de Rocío Carrasco a la sombra de su madre: su vida, polémicas familiares... Nada hacía entonces presagiar que el matrimonio no acabaría de forma amistosa varios años después. Mientras duró la felicidad en esa casa, Antonio David seguía con su trabajo como funcionario mientras su mujer comenzaba con sus incursiones en el mundo de la televisión y la moda. Así, durante años trabajó en diversos programas como colaboradora como en Día a Día, el programa presentado por Maria Teresa Campos a la que Rocío Carrasco considera como una segunda madre.   El comienzo del declive matrimonial comenzó la acusación sobre su marido por supuesta apropiación de dinero de unas multas. No tardó en llegar el final, en el año 1999, para esta historia de amor de los dos jóvenes. Lo que en un principio iba a ser un divorcio amistoso por el bien de los dos niños pequeños que compartía la pareja se convirtió en un cruento enfretamiento (por medio de abogados, denuncias, revistas y platós de televisión) que complicaron aún más una posible relación cordial entre ambos.   Una mala situación que se sumó al aparatoso accidente de tráfico que tuvo en el año 2000 con su pareja de entonces y actual marido Fidel Albiac; así como al fallecimiento de su padre un año después por un ataque al corazón a los 57 años de edad. Por si fuera poco su dolor, la relación con sus hijos (pese a tener la custodia compartida en un primer momento) iba de mal en peor. Tanto fue así que cuando ambos, y antes de tener la mayoría de edad, pidieron irse a vivir con su padre. Desde entonces ni Rocío ni David han mantenido contacto alguno con su madre.   Aunque obtuvo inicialmente la custodia de sus hijos, después esta fue compartida con el padre de los niños, pero su hija decidió dejar la casa materna tras una discusión para irse a vivir con su padre exclusivamente en 2012, a los 16 años. Un comportamiento que fue muy comentado y que repetiría su hijo David unos meses antes de cumplir la mayoría de edad.  La muerte de la gran Rocío Jurado y el distanciamiento con su familia materna Tras luchar durante más de un año y medio contra un cáncer de páncreas, la artista moría en su casa madrileña a los 61 años. Este fue el primero de los dos golpes más duros que ha recibido Rocío Carrasco en su vida. Años de`sies. e moria su parre   Sus relaciones con su familia materna se deterioraron a raíz del reparto de la herencia de Rocío Jurado y se han visto envueltas en la polémica durante años con el que fuera marido de su madre, el torero José Ortega Cano y sus hermanos (por parte de madre) Gloria Camila y José Fernando Ortega.

Una situación que, a día de hoy y cuando han pasado 14 años de la muerte de Rocío Jurado, apenas ha cambiado. Un largo tiempo en el que la protagonista de este reportaje nunca se ha pronunciado públicamente al respecto ni ha concedido ninguna entrevista. Ella sigue con su vida cotidiana, intentando mantener vivo el legado de su madre por medio de espectáculos, exposiciones, musicales o la apertura de un museo en la localidad de Chipiona.

Precisamente, el proyecto de este espacio cultural ha estado parado durante años por diversos litigios. Ahora parece que ya será una realidad con el beneplácito de Rocío Carrasco, que ha llegado finalmente a un acuerdo con el consistorio de la localidad donde nació su madre. 

Pero, no todas las polémicas han acabado en la vida de Rocío Carrasco, y es que el pasado siempre vuelve. La más reciente, la vuelta a la actualidad del conflicto que mantiene con su ex marido, ya que este ha pasado por el programa GH VIP 7. Esto ha supuesto, además, el descubrimiento mediático de la hija de ambos, Rocío Flores, tras tantos años en silencio. Un anonimato que la joven dejará atrás con su participación en el concurso Supervivientes 2020. Lo que es toda una incógnita es si Rocío Carrasco verá en televisión la aventura de su hija en la lejana isla.

0

No hay comentarios ¿Te animas?