Pensiones

El ministro Escrivá sigue sin anunciar ni dar pistas de cómo afrontar los retos de las pensiones

Pepa Montero

Foto: FLICKR PSOE / E.P. / POOL MONCLOA

Miércoles 5 de febrero de 2020

5 minutos

Las mínimas subirán más del 0,9%, pero ese dinero aún tardará en llegar al bolsillo del pensionista

El ministro Escrivá sigue sin anunciar ni dar pistas de cómo afrontar los retos de las pensiones
Sánchez cumple con lo mínimo y pasa la pelota de las pensiones al Pacto de Toledo

La exministra Magdalena Valerio será la nueva presidenta del Pacto de Toledo

El FMI pide a España cambiar el sistema de pensiones para que los jóvenes no asuman todo el coste

Cuál es la pensión mínima y la máxima que se puede cobrar en 2020

Pensión de viudedad: ¿con qué pensiones e ingresos es compatible y con cuáles no?

 

 

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones (@inclusiongob), José Luis Escrivá (@joseluisescriva), se ha estrenado este martes en el Congreso de los Diputados dejando en el aire y sin dar pistas sobre cómo se van a abordar los grandes retos pendientes del sistema público de pensiones. Ha logrado, eso sí, que el Parlamento convalide el Real Decreto Ley que ratifica la subida del 0,9% de las pensiones para 2020 y que beneficia a 11 millones de pensionistas. Y ha repetido varias veces que “garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas” es una prioridad, sin concretar cómo se hará. También ha avanzado que las prestaciones mínimas subirán por encima del 0,9%, pero este dinero todavía tardará en llegar al bolsillo de los pensionistas, ya que, según Escrivá, “lo lógico es hacerlo en el marco del proceso presupuestario para ver el margen que hay, cómo se pueden financiar y consensuarlo con el conjunto de los grupos políticos en el debate de presupuestos”.

 

 

En su turno de réplica en el hemiciclo, el ministro afirmó haber tomado nota de las preguntas, críticas y reconvenciones de los portavoces parlamentarios: “He tomado nota y la gran mayoría de los temas son para discutir una vez empiece el Pacto de Toledo", dijo Escrivá, asegurando que su Ministerio va a proporcionar información a esta comisión parlamentaria para ayudar a "alicatar" las cuestiones planteadas durante el debate.

Pocas certezas más ofreció la tan esperada comparecencia de Escrivá en sede parlamentaria, ya que el que fuera presidente de la AIREF (@AIReF_es) se limitó a encomendarse al Pacto de Toledo, a llamar al consenso de los grupos políticos y a repetir que trabajará para asegurar el poder adquisitivo de los pensionistas, pero sin dar detalle alguno. La única pista fue la lectura que hizo del artículo 11 del primer acuerdo del Pacto de Toledo, que leyó textualmente y que reflejaba el compromiso al “mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones mediante la revalorización automática de las mismas, en función de la evolución del índice de precios a través de fórmulas estables”.

 

 

“Nuestros pensionistas no solo deben estar seguros de que no van a perder poder adquisitivo, sino de que existe el máximo consenso político en torno a nuestro sistema de pensiones”, ha insistido el ministro, sin entrar en detalles ni responder a las demandas tantas veces planteadas por los colectivos de pensionistas de blindaje de las pensiones por ley.

 

Miles de personas se manifiestan en Vitoria para reclamar pensiones dignas
Miles de personas se manifiestan en Vitoria para reclamar pensiones dignas.

 

Tampoco abordó Escrivá los retos inminentes del sistema público de pensiones, uno de cuyos mayores desafíos es cómo bajar el déficit de la Seguridad Social sin perjudicar a los pensionistas actuales… y a la vez garantizando las prestaciones futuras. La única pista fiable es la que ofreció hace semanas, durante su toma de posesión como ministro, al avanzar que una de sus primeras tareas sería la de cerrar de forma “rápida y efectiva” el desequilibrio del sistema. Sin explicar cómo lo haría.

Sistema “sólido”, según Escrivá

El ministro Escrivá ha asegurado este martes que “nuestro sistema de pensiones es sólido”, sin aludir a los innegables problemas financieros que afronta, con un déficit de la Seguridad Social que ronda el 1,5% del PIB al cierre de 2019 (en 2018 fue del 1,4%, en concreto, 17.369 millones de euros) y el Fondo de Reserva casi vacío.

Tampoco ha respondido a críticas vertidas en días pasados por el Partido Popular, que argumenta que si el Ejecutivo aumenta el gasto público y sube los impuestos en los próximos Presupuestos Generales del Estado, la creación de empleo se verá mermada y con ella las cotizaciones a la Seguridad Social.

Por el momento, la actualización de las pensiones para 2020, con efectos retroactivos al 1 de enero, costará a las arcas públicas alrededor de 1.406 millones de euros. Si a esto se le suma el impacto de aumentar el 2% el salario de los funcionarios, de unos 3.212 millones de euros, ambas medidas van a incrementar el gasto público en unos 5.000 millones de euros

Larga lista de tareas

 

Sánchez cumple con lo mínimo y pasa la pelota de las pensiones al Pacto de Toledo
El ministro José Luis Escrivá (izquierda), en el primer Consejo de MInistros del nuevo Gobierno.

 

A falta de concreción por parte del ministro o de su ministerio, algunos de los desafíos para este año, esta legislatura y más allá en el tiempo, son los siguientes:

1.- Atajar el déficit de la Seguridad Social de forma “rápida y efectiva”, según prometió el propio José Luis Escrivá al tomar posesión de la cartera de Inclusión y Seguridad Social.

2. Blindaje del poder adquisitivo de las pensiones, una reclamación histórica de los pensionistas, para que la revalorización no quede en manos del gobierno de turno.

3. Posible reordenación de viudedad, no contributivas, dependencia…

4.- Retomar el Pacto de Toledo de manera inmediata para lograr consensos políticos y sociales de cara a la reforma del sistema público.

5. -Derogar (o no) la reforma de 2013, eliminando por ley el Factor de Sostenibilidad y el Índice de Revalorización de Pensiones del 0,25% previstos en la Ley 23/2013

6.- Reforzar las vías de financiación de la Seguridad Social.

7. -Debatir un posible aumento de la edad de jubilación efectiva a los 67 años (ahora la edad real es de 64 años) y estudiar retrasarla más allá de los 67 oficiales.

8.- Reorganizar los gastos impropios de la Seguridad Social trasvasando algunos al Estado (para recortar el déficit).

9. -Mecanismos para afrontar el shock de la jubilación del baby-boom.

10. - Avanzar en el periodo de cálculo de las pensiones hasta contabilizar toda la vida laboral, frente a los últimos 25 años que fija la reforma de 2011. Este año, se toman en consideración los últimos 23 años de contribuciones.  

11. -Revisar en profundidad la previsión social complementaria, revisando la fiscalidad de los planes de pensiones individuales y un posible debate sobre los planes de pensiones de empresa.

12. -Analizar la eventual introducción de cambios estructurales, vía cuentas nocionales, autoenrolment británico, etc.

1
Paulino González Fernández Hace 7 meses
La VIA, es esta: PENSIONES POR CONSUMO: "CASH BACK"EL PENSIONISTA EN EL ALAMBRE…..DE LA I... https://laloteriadelaesperanza.blogspot.com/2019/04/el-pensionista-en-el-alambrede-la.html?spref=tw Y no hay otra SALIDA Y POR SUPUESTO MAS BARATA Y SEGURA.