Cine

Pequeñas películas muy grandes: bajos presupuestos, pero derroche de talento

David Vargas

Sábado 7 de noviembre de 2020

1 minuto

Algunos de estos filmes tuvieron ganancias millonarias y se convirtieron en clásicos

Pequeñas películas muy grandes: bajos presupuestos, pero derroche de talento
David Vargas

Sábado 7 de noviembre de 2020

1 minuto

No hace falta un presupuesto millonario para hacer buenas películas, a menudo basta con una buena dosis de talento. De hecho, no hace mucho ya hemos hablado de filmes que han sido un auténtico fracaso a pesar de la lluvia de millones que han invertido los estudios que los han producido para convertirlos en la nueva gallina de los huevos de oro. Hoy vamos a hablar del caso contrario: películas de bajo presupuesto que se convirtieron en un éxito inmediato y, las más de las veces, inesperado. Es el caso, por ejemplo, de Dirty Dancing, un filme menor que nadie en Hollywood quería producir y que acabó en manos de una especie de videoclub a domicilio que la acabó financiando. El resto es historia. Veamos otros casos parecidos.

‘Full Monty’

Esta película británica habla del problema del desempleo durante el proceso de desindustrialización en el Reino Unido. Pese al drama de fondo, está tratada en forma de comedia. Ante la desesperación por encontrarse sin trabajo, un grupo de obreros decide organizar un espectáculo de striptease para ganarse la vida. Y resulta que tienen éxito, ellos y la película, que, con apenas tres millones de presupuesto, consiguió recaudar 250.

‘Lost in Translation’

Esta película de Sofia Coppola se ha convertido con los años en una cinta de culto. He tenido la ocasión de volver a verla recientemente (gracias al catálogo de Amazon Prime Video, donde todavía puedes encontrarla) y me reafirmo: cómo es posible que una historia tan aparentemente sencilla y anodina tenga tal magnetismo. Es inteligente, fresca y refleja muy bien esa sensación de soledad que nos embarga cuando vivimos en el extranjero.

‘La noche de Halloween’

Con un presupuesto de 300.000 dólares, este clásico del terror de John Carpenter consiguió recaudar 60 millones. Ahí es nada. Y estamos hablando de 1978. Tal fue su éxito, que se convirtió en una saga, con la gran Jamie Lee Curtis de protagonista. Desde luego hizo historia, pues no hay filme de terror de finales de los setenta que no imite los mecanismos del suspense de esta obra maestra del género. Estás de suerte: puedes pasar una noche de miedo en casa viéndola a través de Amazon Prime Video o Filmin.

‘Rocky’

Sin dudarlo, esta cinta escrita y protagonizada por Sylvester Stallone se ha convertido en un clásico y fue, cuando se estrenó en 1976, un taquillazo en toda regla. Esta historia de un aspirante a boxeador que lucha por el título mundial de los pesos pesados simboliza a la perfección la historia del sueño americano. Se llevó tres premios Óscar, entre ellos el de mejor película. ¡Y pensar que nadie quería financiarla! Con un presupuesto de un millón de dólares, se llevó 400. Puedes volver a verla en Amazon Prime Video.

‘Pequeña Miss Sunshine’

Acabamos con la típica película independiente (se estrenó en el 2006 en el festival de Sundance) que consigue hacerse un hueco en las salas de cine y triunfa gracias al boca a boca. El argumento es, cuanto menos, peregrino: una familia de lo más peculiar viaja a la otra punta de Estados Unidos para acompañar a la pequeña del clan a presentarse a un concurso de belleza. Más allá de su excentricidad, sorprende la frescura del guion, que es un bonito canto a la diversidad. ¿Te pica la curiosidad? Tienes esta película en HBO.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?