Gastronomía

5 terribles errores que cometes al hacer tortilla de patatas

65ymás

Viernes 24 de enero de 2020

2 minutos

Se trata de uno de los platos más icónicos de la gastronomía española

Tortillas de patatas, Ocafú (Foto: restaurante)

Como ocurre con las croquetas o la paella, la tortilla de patatas, también conocida como tortilla española, es uno de los platos más icónicos de nuestra gastronomía, pero también uno de los más maltratados en bares y restaurantes. Es una pena ver como un turista internacional se va con esa idea equivocada, si no ha tenido la suerte de recibir una buena recomendación antes. 

Sus ingredientes básicos son patatas, huevos, aceite y sal. Así dicho parece sencillo, aunque a la hora de dar la vuelta a la tortilla en la sartén haya que ser algo habilidoso. Sin embargo, al margen de esta destreza existen muchas formas de preparar una tortilla de patatas. A los ingredientes anteriormente citados, hay quien prefiere añadirle cebolla y hay quien no. Se trata de un debate que divide a la sociedad española desde hace décadas

Tortilla de patatas

Cada una tiene su forma de preparar la tortilla y sobre gustos no hay nada escrito, pero estos son algunos de los errores más comunes que se suelen cometer a la hora de elaborar esta receta:

Desproporción entre los ingredientes

Es fundamental que la proporción entre huevos y patatas sea la correcta; si hay más huevo o hay más patatas, la tortilla se desarma. La proporción exacta sería de 8 huevos por kilo de patatas; y una cebolla, si es que se le quiere agregar.

No dejar reposar la mezcla

Una vez las patatas (y la cebolla) están convenientemente fritos, es la hora de mezclarlas con los huevos batidos. Cuando se haya terminado la mezcla, es importante dejar a los ingredientes reposar unos minutos. Así, las patatas se impregnan bien y el huevo coge temperatura.

Mejores tortillas madrid casa dani

Dejarla demasiado hecha

La tortilla española perfecta debe estar bien hecha por fuera y jugosa por dentro En general, en España suelen gustar poco cocidas por dentro. En estos casos lo ideal es cocinarlas a fuego medio-alto y con poco tiempo de cocción. Además, no tienes que batir mucho los huevos. La vuelta a la tortilla se tiene que dar cuando aún esté bastante cruda.

Darle mal la vuelta

Darle la vuelta a la tortilla es el momento más delicado de todo el proceso. Hay que dar la vuelta a la tortilla con decisión, sin miedo. Ayudándote de un plato no deberías tener ningún problema.

Quemar la superficie

Es importante poner un chorrito de aceite de oliva en la sartén para que no se pegue y cuando esté bien caliente, añadir la mezcla. Posteriormente hay que darle la vuelta al poco tiempo, según la quieras más o menos cuajada, pero nunca dejando que se queme la superficie.

0

No hay comentarios ¿Te animas?