Gastronomía

Cómo cocinar la quinoa correctamente con los siguientes pasos

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Viernes 21 de junio de 2019

1 minuto

La quinoa es uno de los superalimentos de moda debido a sus múltiples beneficios

Cómo cocinar la quinoa correctamente

¿Quién no ha oído hablar todavía sobre la quinoa? Este superalimento se ha convertido en todo un filón culinario gracias a sus increíbles propiedades nutricionales. Y es que la quinoa es rica en hierro, vitaminas B12 y B3, fibra y una gran cantidad de proteínas. De hecho, estas últimas representan el 14% de su peso. Sin olvidar los hidratos de carbono que la convierten en una fuente de energía a la que puedes recurrir sin peligro alguno.

Esta combinación de nutrientes hace que la quinoa también sea un ingrediente adecuado para luchar contra el estrés, gracias al efecto relajante del triptófano; controlar los niveles de colesterol, fortalecer el cabello, mejorar el tránsito intestinal o reducir la presión arterial, debido al magnesio que incluye en su composición.

Estos beneficios, sumados a su versatilidad en la cocina, han convertido la quinoa en uno de los alimentos más populares del momento. Sin embargo, su proceso de elaboración resulta a veces algo complicado, pues la receta es de lo más precisa para que no quede sosa ni aguada. ¿En qué consiste?

Cómo preparar quinoa

Pasos a seguir para cocinar la quinoa correctamente

  1. En primer lugar, debes lavar la quinoa concienzudamente hasta que el agua salga transparente, pues los granos están cubiertos de saponina, una sustancia que comparte con ellos un sabor amargo. No obstante, la mayoría de marcas que hay disponibles en el mercado ya ofrecen el producto lavado.
  2. Antes de cocerla, algunos expertos recomiendan tostarla en una cazuela o sartén para eliminar el exceso de humedad y otorgarle un matiz tostado muy interesante. Solo debes ponerlo a fuego fuerte y con un poco de aceite durante unos segundos.
  3. Cuando ya vayas a cocerla, debes medir la cantidad adecuada de quinoa y agua, evitando así que quede aguada. Lo normal es echar un vaso de quinoa por un vaso y medio de agua.
  4. Una vez haya llegado al punto de ebullición, baja el fuego casi al mínimo y deja que termine de hacerse durante unos 20 minutos con la tapa puesta. Aunque el tiempo exacto vendrá indicado en el envase de cada producto.
  5. Para que adquiera esa textura esponjosa tan característica, debes dejar que repose unos minutos fuera del fuego y después de haberla aireado con un tenedor.
0

No hay comentarios ¿Te animas?