Gastronomía

Cómo hacer mazapán casero para las fiestas de Navidad

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Sábado 7 de diciembre de 2019

3 minutos

Almendras, azúcar y huevo son los únicos ingredientes que necesitas para hacer este dulce típico

Cómo hacer mazapán casero

Cada año llega a nuestra mesa por Navidad como uno de esos visitantes que nunca puede faltar. Y lo hace desde tiempos inmemoriales, ya que gracias a la sencillez de sus ingredientes, el mazapán es uno de los dulces más asequibles, a la par que deliciosos, que podemos degustar.

A fin de cuentas solo se necesita almendra, azúcar, huevo… y nada más. Esta lista de ingredientes apenas ha variado a lo largo de los siglos. Y es que al mazapán, de un modo u otro, se le atribuyen diferentes orígenes pero siempre con las almendras como protagonistas. Por un lado encontramos un postre similar en la época de la Grecia Clásica, aunque en ese caso se le añadía miel, mientras que en Roma se elaboraba una especie de tarta almendrada a la que se denominaba pan de marzo (mes que en esos momentos delimitaba el inicio del año).

Asimismo, también aparece mencionado en Las mil y una noches e incluso se habla de que se originó en un monasterio siciliano (Italia), cuyas monjas se hicieron famosas por las figuritas que hacían con una masa de azúcar y almendras. No obstante, en nuestro país no podemos dejar de referirnos al convento de San Clemente en Toledo, cuyas monjas comenzaron a hacer mazapán para paliar el hambre que hubo tras la batalla de las Navas de Tolosa en 1212. Sea cual sea su origen, el modo de hacer mazapán no difiere demasiado, pero, claro está, nos quedaremos con la elaboración más habitual en nuestro país.

Dónde comprar los mejores mazapanes de España

¿Qué se necesita para hacer mazapán?

Básicamente los ingredientes son los que se han comentado anteriormente: almendra, azúcar y huevo. Así que para la siguiente receta nos haremos con 200 gramos de almendra cruda molida, la misma cantidad de azúcar molido o glass y un huevo. Eso sí, si quieres esmerarte lo máximo posible y moler tú mismo las mejores almendras que encuentres, también puedes hacerlo. Recuerda que cuanto mayor sea la calidad de sean estos frutos secos, mejor sabor tendrá el mazapán. Otra opción existente en el mercado son edulcorantes que sustituyen al azúcar y que están preparados especialmente para la elaboración del mazapán.

Pasos para elaborar mazapán

Una vez que tenemos los ingredientes, pasamos a la elaboración del dulce navideño por excelencia junto al turrón y los polvorones.

  • En primer lugar, se mezclan la almendra ya molida con el azúcar también molido hasta que quede lo más compacto posible.
  • Cogemos el huevo y los cascamos, separando la yema de la clara. La yema la guardaremos para después, mientras que la clara la batimos para juntarla con la masa de azúcar y almendra. Hemos de conseguir en este proceso que no queden grumos que después puedan “estropear” el resultado final.
  • El conjunto de la mezcla tenderá a ser adherente, pero no pegajoso. Hacemos una bola con él y lo envolvemos en papel plástico para que repose durante una hora.
  • Después de que todo se ha compactado, comenzamos a hacer las figuras con pedacitos de la bola. Ahí ya podemos crear las formas que consideremos oportuno. La imaginación (y la maña que tengas) será el límite. Para inspirarte, siempre puedes echar un vistazo a las figuritas que se venden, aunque es muy probable que no consigas esas formas si no tienes los moldes correspondientes.
  • El siguiente paso es precalentar el horno a una temperatura de 200 ºC. Mientras, coge todas las figuritas que has moldeado y colócalas sobre un papel sulfurizado en la bandeja. Una vez ahí, recupera la yema del huevo y con una cucharilla o un pincel, pinta cada una de ellas.
  • Cuando las tengas preparadas, mételas al horno y espera a que se doren durante 2 o 3 minutos. No obstante, vigila que no se quemen.
  • Apagamos el horno, sacamos la bandeja y las dejamos enfriar para que no se estropeen al intentar retirarlas aún calientes. Una vez que has dado este último paso, ya tienes los mazapanes listos para comer o para compartir con tus invitados en Navidad.
Cómo hacer mazapán

Otros consejos

Como habrás podido comprobar, hacer mazapán no resulta excesivamente complicado, aunque, como en todo, conseguir el toque perfecto es lo que separa a los verdaderos expertos de los cocineros ocasionales. No obstante, siempre está bien intentarlo. Y como seguramente repitas, debes saber un par de cosas más.

  • Por un lado, la masa que preparas para meter al horno es posible congelarla, de tal modo que puedes ir preparando los mazapanes cuando quieras o te venga mejor.
  • Asimismo, si no te vas a comer el mazapán esa misma jornada, lo mejor será que lo envuelvas para que no se reseque. Además, al llevar huevo, también convendrá que no tardes mucho en comerlo. Recuerda que no tiene los conservantes que otros productos existentes en el mercado. Sea como fuere, tendrás a tu disposición un perfecto dulce típicamente navideño.
0

No hay comentarios ¿Te animas?