Música

Los boleros más emotivos de la historia de la música

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 5 de febrero de 2020

3 minutos

Estas canciones pertenecen a un género que hace vibrar los corazones por sus letras pasionales

Los boleros más emotivos de la historia de la música

Si hay un género musical que hace vibrar los corazones, por los amores y desamores que expresa a través de unas letras sumamente emotivas, ese es el de los boleros. Surgió en la isla de Cuba a finales del siglo XIX, y aunque comparte nombre con el bolero español, una danza que data del siglo XVIII, el estilo cubano posee una célula rítmica y una melodía diferentes.

Algunas fuentes documentales hablan de que este tipo de música se originó en Santiago de Cuba, y fue Pepe Sánchez el que escribió el primero en el año 1883, al que tituló Tristezas. A partir de este aparecería el bolero clásico, que se caracteriza por su acompañamiento de guitarras y percusión. Desde que surgiera este estilo musical, se han escrito una gran cantidad de boleros, a cada cual más emotivo y hermoso. Estos son algunos de ellos.

Piensa en mí

Esta canción es obra del compositor mexicano Agustín Lara. El autor es uno de los más reputados creadores de canciones mexicanas y boleros. Era conocido por medio de varios apelativos, siendo “El Flaco de Oro” uno de ellos. Piensa en mí es una de sus creaciones más sonadas, aunque tiene otras muchas. Esta, en concreto, la escribió en 1935 y se popularizó a través de la película Revancha (1948).

Otros temas famosos de Agustín Lara son Amor de mis amores, Granada, María Bonita, Noche de Ronda o Solamente una vez, entre otros.

Solamente una vez

Este bolero lo escribió también Lara en homenaje al actor mexicano José Mojica, que tras alcanzar el éxito profesional en Hollywood, decidió dejar su vida para convertirse en fraile franciscano.

Al enterarse de la noticia, el compositor decidió escribir una canción que hablara de la vocación de Mojica, Solamente una vez, que se publicó en 1941. Puede parecer que la letra hace mención al amor de una pareja, pero en realidad se refiere a la entrega del actor a su auténtica pasión.

Perfidia

El escritor de esta historia de desamor es Alberto Domínguez, oriundo de San Cristóbal de las Casas en Chiapas (México), que la compuso en el año 1939. Enseguida se hizo muy popular y, de hecho, aparece en la banda sonora de Casablanca, en un momento en el que Humphrey Bogart e Ingrid Bergman aparecen bailando juntos en un club nocturno de París.

La han cantado una gran variedad de intérpretes, entre los que destacan el trío mexicano Los Panchos. Además, se ha grabado en diversos idiomas, múltiples versiones y estilos musicales.

Bésame mucho

Bésame mucho es uno de los boleros más famosos de la historia. Lo escribió la compositora Consuelo Velázquez en 1940 y, desde entonces, ha sido traducido a 20 idiomas y posee cera de mil versiones distintas. La autora nació en Ciudad Guzmán, en Jalisco (México), y compuso la canción con tan solo 16 años. Según se cuenta, lo hizo antes de que recibiera su primer beso de amor.

La interpretó por primera vez el barítono hispano-mexicano Emilio Tuero. Después, en 1944, la primera adaptación al inglés la llevó a cabo el pianista y cantante estadounidense Nat King Cole.

Somos novios

El bolero Somos novios es obra del cantautor mexicano Armando Manzanero, que lo escribió a principios de los años 60. Luego, él mismo la grabó en el año 1968. Enseguida se tradujo al inglés y en 1970 la cantó en este idioma Perry Como, un showman estadounidense, bajo el título It’s imposible, dándole una enorme popularidad y haciendo de la canción una melodía famosa en todo el mundo.

Nacido en Mérida en Yucatán, Manzanero, en el año 1935, este cantautor, músico, compositor y productor musical mexicano ha sido ganador de un Grammy. Entre su haber se encuentran más de 400 canciones y, de ellas, cerca de 50 han logrado fama internacional. Además de esta, destacan Esta tarde vi llover y Contigo aprendí.

Copa rota

Copa rota es un canto al desamor, esta vez fruto del cantante y compositor de Puerto Rico, Benito de Jesús. El autor fue muy prolífico y formó parte del Trío Vegabajeño junto a Fernando Álvarez y Pepe Maduro, durante los años 40.

Este bolero adquirió un gran éxito cuando lo interpretó el cantante José Feliciano. También lo hizo famoso Andrés Calamaro cuando aún estaba en el grupo Los Rodríguez al inclurilo en su Disco Pirata.

Benito de Jesús alcanzó a su vez una gran notoriedad en todo el mundo en la década de los años 50, también gracias a su bolero Nuestro Juramento, que se ha grabado en diferentes estilos y han interpretado artistas variados.

Sabor a mí

Álvaro Carillo Alarcón, compositor y cantante mexicano, es el autor de Sabor a mí, en el año 1959. Este tema supuso un gran éxito en su vida musical y fue todo un referente de su música. Constituye un icono dentro de la cultura de los boleros y se ha cantado en varias lenguas además del español, como inglés, francés, portugués, italiano, ruso, japonés, mandarín…

El trío de Los Panchos lo hizo popular, y se considera el principal éxito de Carrillo, que compuso alrededor de 300 canciones.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?