Viajes

Pautas de buen comportamiento en un avión (que pasajeros y personal te agradecerán)

Victoria Herrero

Domingo 5 de mayo de 2019

2 minutos

Una falta de educación y respeto puede conllevar el pago de alguna que otra multa

Viaje en avión

Al personal de tripulación y de cabina de un avión les puede dar para escribir varios libros solo con las anécdotas que hayan vivido tras cientos de vuelos. Sin embargo, no todos esos recuerdos que guardan son entrañables o divertidos; en algunos casos son desagradables. Y no nos referimos a una situación motivada por un accidente, sino a la falta de educación de algunos de los pasajeros que no saben comportarse cuando van de viaje.

No está de más recordar algunas pautas de buen comportamiento cuando estamos a bordo de un avión. No solo nos arriesgamos a una multa, en caso de cometer alguna infracción, sino que podemos ser el blanco de la ira del resto de pasajeros o personal que está trabajando en ese itinerario. 

Estas son tus obligaciones dentro de un avión

Además de la educación, un pasajero no debe desatender las indicaciones que el personal de vuelo le indica y que son de obligado cumplimiento:

  • Apaga y enciende los dispositivos electrónicos cuando te lo indiquen.
  • Nada de fumar en el avión. Sí, el baño cuenta como espacio libre de humo. Y tampoco valen los cigarrillos electrónicos.
  • No cometas actos violentos, insultos o amenazas contra pasajeros o la tripulación. 
  • No utilices los equipos de emergencia sin autorización de los pilotos o de la tripulación de cabina.
  • No te servirán alcohol si das muestras de haber consumido sustancias estupefacientes o lleves unas cuantas copas de más. Incluso pueden confiscarte las bebidas que hayas adquirido en los establecimientos de duty free hasta que termine el vuelo. 

Cuidado con la higiene personal

Sabemos que un vuelo de muchas horas con los zapatos puestos puede resultar incómodo. Además, tenemos en cuenta que los pies se hinchan por esa presión y estando tanto rato en la misma posición. Pero si el olor de nuestros pies es un problema grave, lo mejor es que no nos quedemos descalzos para no molestar al resto de nuestros acompañantes. Y mucho menos colocarle los pies al lado de la cabeza del pobre pasajero de delante que está echando un sueñecito. 

Las prisas no son buenas consejeras

No por ir más rápido a la hora de embarcar, el avión llegará antes a su destino. Por tanto, guarda de forma respetuosa la cola tanto para acceder como para salir del avión. Y deja pasar antes, como es lógico, a las personas mayores, familias con hijos menores o aquellos que tengan una movilidad reducida

La misma prisa que tenemos por sacar nuestro equipaje de mano de los compartimentos superiores. Mientras no se mueva la fila, no vale para nada llevar encima 3 bolsas ni golpear, sin querer, la cabeza de otra persona debido a tanta premura. 

Respeta al resto de pasajeros

Cuando viajas con niños, son tu responsabilidad. Y eres responsable de que estén gritando o pegando patadas contra el asiento de delante. Así que haz lo posible para que se porten bien.

Y, si quieres dormir un rato durante el vuelo, asegúrate de preguntar antes de echar el asiento hacia atrás para descansar. No viajas solo. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?