Beatriz Cano
Opinión

"Dejo mi residencia de mayores, me voy a un hotel"

Beatriz Cano
"Dejo mi residencia de mayores, me voy a un hotel"
Diario residente

"Un mes después, ya tenemos mascarillas"

"Hoy ya me he decidido: he llamado a la Policía"

"El 20% de los usuarios de mi residencia de mayores han muerto por coronavirus"

"La nueva gestora de mi residencia de mayores dice que tenemos una situación privilegiada"

Este martes ha sido un día intenso. Por la mañana, me he levantado, me he hecho un café y, cuando me lo estaba acabando, han entrado en mi habitación el director de mi residencia, la supervisora y el fisioterapeuta para hacerme el test del Covid-19. Todos llevaban sus respectivos equipos de protección.

Debo reconocer que me he puesto a temblar como una hoja de un árbol. Me ha entrado el pánico. Incluso, he pensado que sería positivo irme al hospital, máxime cuando a los infectados de esta residencia les atiende personal con bolsas de basura que les facilitan los propios responsables del centro, porque no hay otra cosa para protegerse.

Como dato curioso, he de apuntar que la prueba de coronavirus es bastante molesta: consiste en un pinchazo en el dedo que duele como un demonio, aunque el médico diga que "no es nada".

Así, después de 10 minutos en silencio se ha ido viendo como el test iba dando negativo, hasta que, al final, el doctor me lo ha confirmado: no tengo coronavirus. No sabía si reír o llorar.

Tras la prueba, el psicólogo me ha preguntado que cómo estaba. "Sin comentarios". Ha guardado silencio, y se han ido todos. Pero al cabo de unos minutos, han vuelto y me han dado una buena noticia: la Comunidad de Madrid oferta plazas en hoteles a residentes que hemos dado negativo, hasta que la actual situación revierta. Estaría, por tanto, con otros compañeros sin coronavirus.

He accedido. No obstante, el proceso llevará su tiempo. Los trámites burocráticos siempre son pesados. Pese a todo, estoy emocionada y he comenzado a hacer los preparativos para el viaje.

Aun así, me da pena la situación de mi residencia. Los contagios aumentan cada día más. Mi compañera de al lado con síntomas está en observación. Pero bueno, ahora sí que puedo decir que la sectorización en mi residencia es un hecho, aunque llega tarde.

Por primera vez, desde que comenzó esta crisis, estoy contenta.

1
L. Hace 2 meses
Me alegro de que se marche por fin de esa residencia. Tanta paz lleves como descanso dejes. Aunque se va a aburrir en el hotel sin escribir lo mal que le tratan, a no ser que en ese hotel también salgan escaldados por sus comentarios (la mayoría mentiras) que ud. vierte sobre los trabajadores que cuidan de ud. y de sus "compañeros". Que tanto aprecio no les tendrá cuando los califica de esa manera, para ud. son solo eso... Personas que comparten el mismo edificio.